España

La Guardia Civil mantiene al frente de la Comandancia de Tenerife a un mando señalado en el 'caso Cuarteles'

Juan Carlos Lafuente Quiñones no está investigado en la causa | Durante tres años se encargó de manejar el dinero de la Comandancia de Algeciras, donde se hicieron obras irregulares

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce Calleja, junto al entonces comandante JJuan Carlos Lafuente Quiñónes de la Guardia Civil, en 2016.

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce Calleja, junto al entonces comandante JJuan Carlos Lafuente Quiñónes de la Guardia Civil, en 2016.

La Guardia Civil tiene desde hace casi dos meses a un mando al frente de la Comandancia de Tenerife que sale señalado en el caso Cuarteles, si bien no está siendo investigado en la causa donde se indaga en una serie de obras adjudicadas presuntamente de forma irregular al empresario canario Ángel Ramón Tejera de León (alias "Mon").

Se trata del teniente coronel Juan Carlos Lafuente Quiñones. El Ministerio del Interior cesó a su superior, el coronel José María Tienda, el pasado 8 de marzo. Tienda aparece referenciado en el caso Mediador, otro caso de corrupción con epicentro en las Islas Canarias, y con su salida Quiñones se hizo con las riendas de la comandancia.

Antes de llegar a Tenerife, Quiñones fue comandante en Algeciras entre 2012 y 2016. Allí se encargó de la Jefatura de Personal y Apoyo, un cargo relevante ya que es a quien corresponde administrar el dinero de la Comandancia. Anteriormente, a principios de siglo ya había pasado por el archipiélago, en concreto por la isla de Lanzarote, de donde es, precisamente, el empresario investigado "Mon", uno de los presuntos cabecillas de la corrupción investigada en el caso Cuarteles. A sus empresas fueron adjudicadas 193 obras en 13 destacamentos de la Guardia Civil.

Las tareas se realizaron parcialmente o, en algunos casos, nunca se llevaron a cabo, según los agentes de Asuntos Internos. Entre las comandancias donde el constructor actuó está la de Algeciras en los años en los que Quiñones decidía en qué se invertían los fondos del Cuerpo.

Declaración del coronel

Asuntos Internos tomó declaración como testigo en 2019 al coronel al mando de la Comandancia del municipio gaditano. Querían saber si el coronel conocía o tenía relación con "Mon". El mando declaró que no recordaba a las empresas en concreto y que si en alguna vez le presentaron al constructor “hubiera sido por medio de los entonces Comandantes de la Jefatura de Personal y Apoyo de la Comandancia de Algeciras”, recogieron los investigadores en su informe, que consta en el sumario de la causa a la que ha tenido acceso El Independiente.

Cuando los investigadores le preguntaron si quería añadir algo más a su declaración, el coronel quiso hacer constar que “las referencias que recibió de estas empresas [Impermercork, Angrasurcor y Solocorcho, todas propiedad de Tejera de León] por parte del Comandante de Apoyo fueron buenas”.

Lafuente Quiñones estuvo en Algeciras entre 2012 y 2016. Los tres últimos años desempeñando labores como comandante de Personal y Apoyo. Al marcharse de la ciudad, el alcalde José Ignacio Landaluce lo despidió en un encuentro que se hizo público agradeciéndole sus servicios.

La investigación del caso Cuarteles recoge 29 obras en Algeciras entre noviembre de 2014 y diciembre de 2016 por valor de 399.189,48 euros adjudicadas al empresario canario. Según los agentes de Asuntos Internos, las actuaciones contaron con la “conformidad” de la Jefatura de Personal y Apoyo donde estaba Quiñones, ahora al frente de la Guardia Civil en Tenerife.

Tienda recurre su cese

Por su parte, el coronel jefe de la comandancia de Tenerife al que sustituyó Quiñones, José María Tienda, ha recurrido el cese fulminante que el Ministerio del Interior realizó alegando “pérdida de confianza”, unas semanas después de que se desvelara el ‘caso cuarteles’. El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska lo destituyó del puesto en el que llevaba desde 2012 al relacionarlo con las investigaciones sobre irregularidades en obras en distintas comandancias de Canarias. Según ha podido saber El Independiente, Tienda ha interpuesto un recurso administrativo y, una vez lo resuelva el Ministerio, lo llevará ante los tribunales. Esto sucede después de que una sentencia reciente del Tribunal Supremo haya especificado que el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos fue ilegal.

El papel firmado por el Secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, el pasado 8 de marzo se limita a señalar la destitución de Tienda como jefe en Tenerife, que llevaba desde 2012 al frente del cuartel, según los documentos a los que ha tenido acceso este periódico. La nota de la ya exdirectora general de la Guardia Civil María Gámez, que es la que propone el cese, sí está más motivada y argumenta esta falta de confianza «atendiendo a un comportamiento no ejemplar del mismo en el desempeño de sus responsabilidades, que incide en el normal funcionamiento de la Unidad».

Tienda aparece referenciado en el caso Mediador (otra causa de corrupción que se investiga en Tenerife y que afecta a un exdiputado del PSOE) por una llamada en la que habla del “primo”. Asuntos Internos no ha sido capaz de identificar en el sumario quién era ese primo, pero varias fuentes relacionadas con la investigación explican que el primo era Ángel Ramón Tejera de León, el empresario y constructor canario conocido como «Mon» investigado en el caso Cuarteles. Lo cierto es que a pesar de esto ni el Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid que instruye el caso, ni tampoco la propia unidad de la Guardia Civil han citado todavía al mencionado coronel. Por ello, fuentes jurídicas explican que se podría sostener que esta discrecionalidad que utiliza el ministro para destituir por falta de confianza no está justificada en este caso.

Comandancias sin coroneles

En los últimos meses Interior ha visto cómo varias de las comandancias de la Benemérita se han quedado sin coroneles jefes al frente de ellas por distintos motivos. A la de Tenerife se le añaden la de Melilla en febrero y más recientemente la de Las Palmas, según ha podido saber este periódico.

A principios de febrero, Marlaska destituía a Jesús Vicente Torresano como jefe de la ciudad autónoma de Melilla. El ministro achacó a la cadena de mando del Cuerpo la “pérdida de confianza” depositada en su día en el coronel. Torresano llegó a Melilla en mitad de la polémica por la tragedia del 24 de junio, cuando murieron 23 personas, según las cifras oficiales, aplastadas en territorio marroquí. La Fiscalía abrió una investigación a raíz de los hechos para dilucidar la implicación de la Guardia Civil en lo acontecido y, sobre todo, para averiguar si hubo muertos en el lado español de la frontera.

Fuentes internas de la Guardia Civil apuntaron en su momento a que el coronel había recibido presiones de sus superiores, en concreto de dos tenientes generales, para que sancionara a los agentes que participaron en el operativo de aquel día en la valla. Según estas fuentes, las sanciones responderían a la política migratoria tomada por el Gobierno. Torresano se negó y ello conllevó que lo destinaran a la Jefatura de Enseñanza.

La última comandancia sin coronel jefe es la de Las Palmas. Según ha podido saber este periódico, hasta el pasado viernes 21 de abril estuvo al frente Vicente Reig Basset. Ese día cursó su baja médica, marchándose a Valencia, afiman las fuentes consultadas. Días mas tarde, el 25 del mismo mes, se publicaba en el Boletín interno de la Guardia Civil su renuncia a la evaluación que lo ascendería de coronel a general de brigada.

Reig Basset también aparece mencionado en el sumario del ‘caso Mediador’. En su caso, compartía un grupo de WhatsApp llamado ‘Equipo A’ en el que estaba el general Francisco Espinosa Navas, ya retirado y el único investigado que se encuentra en prisión por esta causa. El coronel de baja médica no está investigado en el procedimiento.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar