Castilla y León fija el horario de cierre de la hostelería a las 00.00 horas tras el fin del Estado de Alarma el próximo 9 de mayo, una fecha a partir de la que se elimina el toque de queda y el confinamiento perimetral de la Comunidad, donde se respetará el semáforo pactado en el Consejo Interterritorial de Salud y se clausurará el interior de bares en localidades con incidencias superiores a 150 casos por 100.000 habitantes.

Así lo ha avanzado el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, quien ha defendido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que no existe «seguridad jurídica» para mantener medidas como el toque de queda tras el Estado de Alarma.