España | Madrid

Abascal culpa a Marlaska del lanzamiento de piedras y adoquines contra el mitin de Vox en Vallecas

Radicales patean a un policía en el suelo durante el mitin de Vox en Vallecas.

Radicales patean a un policía en el suelo durante el mitin de Vox en Vallecas. EFE

Un fuerte dispositivo policial ha tratado de evitar que los grupos que se habían congregado para intentar boicotear el acto de Vox en Vallecas consigan ocupar la conocida como ‘Plaza Roja’ de este barrio, donde el partido de Santiago Abascal ha dado arranque a su campaña para las elecciones del 4-M este miércoles. La Policía Nacional ha cargado contra un grupo de radicales que les lanzaban piedras y objetos contundentes. Varios manifestantes violentos han roto adoquines y los ha lanzado contra la Policía Nacional y los militantes de Vox que están en el centro del lugar en el que se ha celebrado el acto.

Abascal ha exigido la dimisión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, con el que se ha intentado poner en contacto la diputada Macarena Olona. El partido asegura que no abandonarán la plaza hasta que Interior garantice que el acto se puede realizar con seguridad. Según informan fuentes policiales a El Independiente, 13 personas han resultado heridas, entre ellas un policía con un hombro dislocado, y otras dos han sido detenidas. Ángel López, diputado de Vox por Guadalajara, está siendo atendido en el Hospital de La Paz tras recibir una pedrada en el acto en Vallecas.

  • Manifestantes tratan de boicotear el acto de Vox en Vallecas.
    • Compartir
    EFE

El líder de Vox ha mostrado varias piedras y objetos contundentes que han impactado contra los asistentes al acto del partido político. En los alrededores de la plaza se ha visto a radicales romper adoquines y lanzarlos, tanto a las líneas de antidisturbios que han cargado para disolver los altercados, como a los manifestantes.

Durante su discurso en Vallecas, Abascal ha comenzado con un «los barrios también son nuestros, las calles también son nuestras y Vallecas también es nuestra», y ha culpado «a un ministro criminal», en referencia al titular de Interior, que «nos ha mandado helicópteros». «No ha querido impedir este acto de intimidación, este acto antidemocrático, sólo Vox tiene que hacer campaña a tiro de piedras», ha dicho el líder de Vox.

«Dieciocho pasos hemos tenido que contar hasta acercarnos a esos miserables a los que Marlaska, un ministro criminal, ha permitido acercarse hasta aquí para impedir que muchos vallecanos puedan ejercer sus libertades», ha exhortado Abascal, que ha afirmado que «una botella me ha golpeado en la cara en cuanto me he acercado».

«Iglesias, que nos ves desde tu casa en Galapagar. Esto es un escrache y no lo que te pasa a ti; esto es violencia y no lo que tú padeces, que un par de chavales te han pegado unos gritos», ha dirigido el líder de Vox al candidato de Podemos a las elecciones de la Comunidad de Madrid. «Eres un cobarde, que te escondes en tu ratonera y que ya no eres capaz ni de andar con tranquilidad por este barrio».

«¿La izquierda caviar dónde está? En Galapagar, os han traicionado», ha exclamado la portavoz del partido en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, en su intervención. La representante de Vox ha asegurado que «necesitamos libertad y dignidad, dignidad de una vivienda, un empleo y poder ganarnos el pan, que es lo que no permite Sánchez con sus restricciones».

Al ser preguntada por El Independiente por su valoración de los hechos acontecidos esta tarde, Macarena Olona ha espetado un escueto «seguimos vivos, que no es poco».

Desde primera hora de la tarde, unidades de antidisturbios han impedido el acceso a la plaza. El objetivo de la convocatoria de los grupos denominados antifascistas era acceder a este espacio y evitar que pudiera celebrarse el acto de Vox. Sin embargo, el dispositivo policial ha tratado de impedirlo.

Un grupo de personas se concentraba al otro lado del cordón policial antes del inicio del acto, al grito de «fuera fascistas de nuestros barrios» y «aquí están los antifascistas». El secretario general de Vox y concejal en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha llegado a este barrio acompañado de más de una decena de miembros del partido.

Minutos después ha llegado la portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Macarena Olona, que mostraba a los presentes un paraguas con la bandera de España que ha estado a punto de romper. Con ella llegaba un numeroso grupo de simpatizantes que ha saludado a los manifestantes que proferían gritos provocadores de «ninguno sois de Vallecas».

Los agentes de la Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional han abierto un pasillo de acceso a la zona en la que se celebra el acto para que por él accedan los representantes del partido.

La Policía ha tenido que escoltar fuera del grupo de manifestantes al periodista Cake Minuesa, habitual presentador de los mítines del partido político.

Te puede interesar

Comentar ()