La puesta de largo de la candidatura de Rocío Monasterio por Vox a la Comunidad de Madrid en Vallecas está en riesgo. La convocatoria prevista para esta tarde a las 19:30 en la conocida como Plaza Roja de Vallecas, se va ver interrumpida de inicio por una convocatoria previa a las 18:00 por las redes sociales que están moviendo vecinos de Vallecas y grupos «antifascistas».

«El barrio es nuestro», es uno de los lemas que colectivos antifascistas están difundiendo por las redes sociales para movilizar a los vecinos una hora y media antes del acto de Monasterio para lograr sabotear el evento.

Los colectivos que están moviendo la convocatoria de sabotaje son variados, pero principalmente son grupos autodenominados como antifascistas. Los Bukaneros del Rayo, el grupo ultra de seguidores del equipo del barrio también se han movilizado contra el evento del partido político. También se han sumado colectivos vecinales como Vallekas se defiende.

Por su parte representantes del PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos del distrito de Vallecas han lanzado un comunicado pidiendo a los vecinos «no caer en ninguna provocación» para no «dar mayor publicidad» a la formación de Santiago Abascal.

VOX denuncia el «boicot» a la Junta Electoral

La Vicesecretaria Jurídica de Vox ha presentado hoy ante la Junta Electoral Central (JEC) y la Delegación de Gobierno de Madrid sendas denuncias tras el llamamiento realizado, a través de las redes sociales, «por la banda de izquierda radical “BUKANEROS” a boicotear el acto de presentación de la candidata de Vox a presidir la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, en el que estará presente el presidente de la formación, Santiago Abascal», según ha expresado la formación en un comunicado.

“Se concentran con la intención de impedir la correcta realización del acto de precampaña intimidado a cualquier persona que quisiera participar en el mismo”, resalta en su escrito la vicesecretaria Jurídica de Vox, Marta Castro. Por ello, Vox solicita, tanto a la JEC como a la Delegación de Gobierno que “no exista impedimento alguno” para que Vox pueda “ejercer el derecho de libertad de expresión”.