País Vasco

Euskadi eleva su preocupación ante el rebrote: "No podemos retroceder"

El número de infectados por el foco detectado en el Hospital de Basurto y el de Txagorritxu aumenta a 29 y 7, con dos nuevos fallecidos en las últimas 24 horas.

La consejera de Salud, Nekane Murga, y el director gerente del hospital de Basurto, Eduardo Maiz. EFE

Los responsables sanitarios del País Vasco hoy no podían ocultar su preocupación. Durante la comparecencia casi diaria que lleva a cabo la consejera de Salud, Nekane Murga, ha reconocido estar inquieta por la evolución de los dos brotes que desde finales de la semana pasada se detectaron en los hospitales de Basurto, en Bilbao, y en el de Txagorritxu, en Vitoria, y ha apelado a la prudencia. En ambos casos el número de infectados entre pacientes, profesionales sanitarios y visitas sigue en aumento. En el centro vizcaíno son ya 29 los positivos detectados y dos las personas fallecidas a conscuencia del brote. En el complejo hospitalario alavés, las infecciones confirmadas se elevan a 7 y una persona fallecida.

Murga ha asegurado que la vigilancia se ha intensificado y que el refuerzo en el rastreo de los posibles contactos detectados continuará, con test PCR al personal y vigilancia a los pacientes y controles a las visitas. El caso que maś inquieta es el del hospital de Basurto, donde 552 profesionales sanitarios han sido sometidos ya a pruebas PCR para comprobar si están afectados por el brote que se localizó el pasado jueves. Por el momento, los positivos por Covid son 11 trabajadores del centros médico, 11 enfermos ingresados y 7 personas que habían acudido a visitar a uno de los pacientes.

En el caso de Txagorritxu se han realizado hasta el momento 130 pruebas PCR. Entre los siete positivos figuran tres pacientes y el resto son trabajadores sanitarios y visitas. En el conjunto de Euskadi en las últimas 24 horas el número de nuevos casos se eleva a 13 y 4 nuevos fallecidos.

Tanto la responsable de Salud del Gobierno vasco como la consejera de Desarrollo Económico, Aratza Tapia, han reforzado hoy sus llamadas a no bajar la guardia en la poblacion y a ser «disciplinados» en la aplicación y observación de las medidas de prevención: limpieza de manos, mascarilla y distancia física: «No bajemos la guardia, no podemos retroceder ni poner en peligro lo logrado hasta ahora. La mascarilla no debe estar en la mano sino puesta, mejor emplearla por exceso», ha asegurado Tapia.

«Nadie sabe lo que va a ocurrir»

Por su parte la titular de Salud ha hecho un llamiento a la responsabilidad»individual». Ha recordado que cuanta más movilidad hay más contacto y por tanto se debería reforzar el uso de mascarillas: «Nadie sabe lo que va a ocurrir pero nosotros estamos preparados». Murga ha vuelto a lanzar un mensaje a la población para que al menor síntoma respiratorio, fiebre, pérdida de olfato o gusto o de otro tipo se ponga en contacto con los centros de salud.

Precisamente el empeoramiento de esos brotes localizados en dos hospitales vascos ha sido la razón esgrimida tanto por Navarra como por Cantabria para no solicitar la libre circulación con el País Vasco que el lehendakari Urkullu había planteado. Ahora Euskadi también ha frenado su deseo de adelantar la libre movilidad con comunidades limítrofes al próximo lunes 15. Esta mañana la consejera de Desarrollo Económico ha apuntado que en el contexto actual creen recomendable volver a evaluar la situación cuando se cumpla «una semana completa» de aplicación de la Fase 3. «Sería precipitado acelerar la movilidad sin tener esos datos de toda una semana».

Tapia ha apuntado que a pesar de que los focos registrados en los últimos días están «localizados e identificados» y la capacidad de reacción del sistema es hoy mucho mayor y más eficiente, «el virus no ha desaparecido, sigue entre nosotros y no tenemos prisa por avanzar». El lunes el Gobierno vasco sin embrgo volverá a evaluar la situación para decidir si completa los 15 días de la terera fase u opta por solicitar el levantamiento del Estado de Alarma en Euskadi con días de antelación. La previsión del Gobierno central es que se agote esta última fase antes de sumergirse en la ‘nueva normalidad’ a partir del 22 de junio.

Un 30% de sospechosos, eran positivos

Durante la comparecencia de los responsables sanitarios, el Gobierno vasco también ha hecho público los resultados de su propio estudio de prevalencia sobre casos «sospechosos» y a los que durante el peor momento de la pandemia no se les realizaron pruebas PCR por no disponer de ellas. La consejería tenía localizados a 4.147 pacientes que durante el periodo que va del 28 de feberero al 15 de abril se pusieron en contacto con la red sanitaria con algún síntoma respiratorio o de fiebre y que por no considerarlos prioritarios no se les hicieron pruebas sino sólo un seguimiento.

Finalmente, de todos ellos 3.240 han participado del programa de cribado para verificar su pasaron realmente la infección y si tienen anticuerpos. El estudio revela que el 30% de ellos pasó el Covid-19 sin saberlo. La incidencia fue algo mayor entre los hombres, un 33% frente al 27 de mujeres.

Ahora Salud ampliará el estudio de seroprevalencia con una muestra más amplia de 8.338 personas. A todas ellas se les ofrecerá participar del estudio para conocer si pasaron la infección y conoceer su grado de inmunidad.

Te puede interesar

Comentar ()