País Vasco

Urkullu pide por carta a Sánchez que vuelva a hacer obligatorio el uso de la mascarilla

Le solicita además que adopte medidas para dotar a las comunidades autónomas de "seguridad jurídica" en la adopación de medidas ante los pronunciamientos desiguales de los tribunales superiores de justicia.

El lehendakari afirma que "si la pandemia se agrava, puede que el estado de alarma sea un escenario necesario". Europa Press

El lehendakari Iñigo Urkullu ha solicitado por carta al presidente Pedro Sánchez que rectifique y establezca la obligatoriedad de uso de la mascarilla. El decreto del pasado 24 de junio que dejaba en suspenso el uso de la mascarilla -salvo en espacios cerrados- nunca contó con el apoyo de Urkullu. Ayer el lehendakari remitió una misiva en la que ante la ratificación del decreto previsto para mañana en el Congreso le urge a modificar su contenido previamente e incluya en él la obligación de su empleo salvo en espacios abiertos y sin público.

Urkullu reconoce que la flexibilización en el uso de la mascarilla ha supuesto una relajación excesiva en las medidas de prevención con consecuencias en la incidencia de la pandemia. La evolución de los contagios en Euskadi ha registrado, como en la mayor parte del país, un repunte acentuado en los últimos días. La tasa de incidencia acumulada es ya de 585 casos y la positividad supera el 20%. Ayer se registraron 1.345 nuevos positivos y las hospitalizaciones son ya 218, de ellas 44 en la UCI. La edad media de la hospitalización es de 52 años.

Junto a ello, Urkullu le reclama a Sánchez que apruebe medidas que doten de suficiente seguridad jurídica a las comunidades autónomas en la adopción de medidas que puedan afectar a derechos fundamentales. Le señala que los distintos pronunciamientos de los tribunales superiores de Justicia ente decisiones similares de los Gobiernos autonómicos dejan a los Ejecutivos en una posición complicada. Por ello, le reclama la aprobación de un marco normativo suficiente para respaldar medidas en los ámbitos como la limitación de la movilidad nocturna o las agrupaciones de personas.

Hasta ahora Urkullu se ha limitado a estableceer «recomendaciones» en sus decreto y ha evitado aprobar medidas que afecten directamente a una limitación de derechos esenciales, como puede ser un toque de queda nocturno. Pese a ello, ha insistido en los últimos días en la necesidad de continuar con la utilización de la mascarilla en todos los casos, así como evitar las concentraciones de personas y la celebración de eventos que supongan una agrupación excesiva. El último decreto del Gobierno vasco, además de reiterar la prohibición de la celebración de botellones, establecía la imposibilidad de formar parte de agrupaciones superiores a 10 personas entre personas no convivientes.

Te puede interesar

Comentar ()