España | Tribunales

El juez plantea que Ghali declare por videoconferencia el próximo martes

Brahim-Gali-Frente-Polisario

Brahim Ghali, líder del Frente Polisario.

El juez Santiago Pedraz ha rechazado la petición de la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (Asadedh) de retirar el pasaporte a Brahim Ghali, líder del Frente Polisario hospitalizado en España, para asegurar su comparecencia como imputado el 1 de junio ante el riesgo de fuga.

El magistrado de la Audiencia Nacional ha adoptado esta decisión en una providencia, a la que ha tenido acceso Efe, en la que reitera a Asadedh que «no ha lugar a adoptar medida cautelar» contra Ghali, tal y como ya acordó la semana pasada.

Pedraz además ha decidido que, a través de exhorto al Juzgado Decano de los de Instrucción de Logroño, se le dé traslado de la querella de Asadeh para designar abogado y procurador y se le cite para recibirle declaración el día 1 de junio a las 10:30 horas.

En el caso de que permaneciera ingresado en el centro hospitalario, y no pudiera asistir a la declaración presencialmente, el juez propone celebrar esta diligencia vía telemática.

Para rechazar la medida solicitada por dicha asociación saharaui, el juez destaca que las «informaciones» que hayan aparecido en medios de comunicación «no pueden, por obvio, dar lugar a acordar medida restrictiva alguna para cualquier investigado».

La asociación basaba esta nueva petición de adopción de medidas cautelares para evitar una posible huida de Ghali en las recientes manifestaciones del dirigente del Frente Polisario Salem Lebsir a un medio español.

Según argumentaba la asociación, Lebsir dijo que Ghali saldría de España y no acudiría a declarar a la Audiencia Nacional española, por lo que reitera su petición de que se le quite el pasaporte.

Ghali está citado el 1 de junio por la querella interpuesta por Fadel Mihdi Breica, activista español de origen saharaui, por delitos de lesa humanidad, detención ilegal y torturas cometidos supuestamente en 2019 en los campamentos polisarios de Tinduf (Argelia), y ahora también para notificarle la reapertura de otra investigación contra él por genocidio y que impulsó en 2008 Asadedh.

El líder del Frente Polisario rechazó firmar la citación del 1 de junio en relación a la querella del bloguero saharaui aduciendo que necesitaba «varios días» para decidir si lo hacía y que debía contactar «con la embajada argelina y con personas de su confianza».

La semana pasada, Asadeh pidió al juez que decretase de forma «inmediata» prisión incomunicada y sin fianza, después de que el magistrado denegara la retirada del pasaporte que pidió el bloguero.

En su escrito reclamando la prisión, Asadeh discutía que el juez fundamentara su decisión de no adoptar otras medidas cautelares como la retirada del pasaporte en que «no se han acreditado los presupuestos de las medidas cautelares interesadas, máxime cuando no hay indicios claros de participación en las conductas recogidas en la querella».

Para la asociación son claros los indicios de la comisión de un delito de genocidio en concurso con delitos de asesinato, lesiones, detención ilegal, terrorismo, torturas y desapariciones y cree que hay «motivos bastantes para estimar responsable del mismo al querellado»

Comentar ()