España | Tribunales

Anticorrupción retrasa su posición sobre la reapertura de Kitchen hasta después de las elecciones andaluzas

PSOE y Podemos solicitaron que se retome la causa a raíz de la publicación de nuevos audios del comisario Villarejo que no figuran en el sumario y el juez pidió al ministerio público un informe al respecto

luis-barcenas

El ex tesorero del PP, Luis Bárcenas. EUROPA PRESS

La Fiscalía Anticorrupción no ha presentado al juez su informe sobre si procede reabrir la investigación del caso Kitchen en la Audiencia Nacional, como solicitaron PSOE y Unidas Podemos, dos semanas y media después de que el instructor pidiera a los representantes del ministerio público su pronunciamiento al respecto.

Los fiscales de la pieza del caso Villarejo en la que se investigó el espionaje al extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas y su familia por parte de la cúpula policial entre 2013 y 2015 con cargo a los fondos reservados del Estado y en la que la ex secretaria general de dicha formación quedó finalmente exonerada todavía tienen que informar al juez Manuel García-Castellón sobre si consideran que dicha investigación debe reabrirse, como solicitaron los partidos del Gobierno, tras salir a la luz nuevas grabaciones del comisario investigado José Manuel Villarejo que no están en el sumario judicial.

A raíz de la publicación de parte de dichas conversaciones entre el policía jubilado y la política de 2012 y 2013, el PSOE como acusación popular solicitó el pasado 20 de mayo la reapertura de la causa que el titular del Juzgado Central de Instrucción dio por concluida dejando fuera a Cospedal y su marido, decisión que avaló la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Los abogados del partido socialista consideran que estas grabaciones contienen nuevas evidencias de que la número dos del PP durante la presidencia de Mariano Rajoy hizo encargos al comisario para evitar que la información sobre la financiación irregular de la formación que estaba en manos de Bárcenas saliera a la luz. 

En uno de esos audios publicados recientemente en el diario El País, que el presidente del Gobierno Pedro Sánchez utilizó para atacar al PP en el Congreso el día que se sometía a las preguntas sobre el espionaje del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) al independentismo, Cospedal decía al comisario entonces en activo: «La libretita… [de Bárcenas] sería mejor poderla parar», se entendía que deseando que los apuntes contables del extesorero no llegaran a los medios de comunicación.

Una semana después de la petición del PSOE, Podemos también presentó su escrito como acusación popular en la causa solicitando la reapertura de la investigación.

A pocos días de las elecciones andaluzas, los fiscales Anticorrupción siguen sin mover ficha. No se han pronunciado sobre si procede o no reabrir una investigación que consideraron que el juez cerró “precipitadamente”.

Fuentes fiscales consultadas por El Independiente desvinculan el retraso a la cercanía de los comicios en Andalucía y lo relacionan con el trabajo de los investigadores de la causa, que también han seguido las sesiones del juicio contra Villarejo y una veintena de investigados por las primeras piezas de la causa Tándem que se juzgan en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid).

Diversas fuentes relacionadas con la causa consultadas -tanto investigados como representantes de las acusaciones- no tienen dudas de que el comisario Villarejo está detrás de la filtración a la prensa de los audios de sus conversaciones que ahora se están publicando y no obran en el sumario a pesar de que él achaca al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que hayan visto la luz. El dudoso origen de dichos audios y la posible manipulación de éstos es uno de los aspectos que los fiscales tendrán que abordar para decidir si les dan relevancia como nuevo indicio para pedir la reapertura de la causa (como solicita el PSOE) o consideran que no son suficientes.

Te puede interesar

Comentar ()