Una colección desconocida de cartas del matemático Alan Turing – padre de la informática moderna- ha sido encontrada en un antiguo archivador en un almacén de la Universidad de Manchester, según ha informado la institución. Las cartas datan de principios de 1949 hasta la muerte de Turing en junio de 1954.  Muchas de las cartas se centran en la investigación de Turing y su pensamiento avanzado y revolucionario en áreas como la Inteligencia Artifical (IA), la informática y las matemáticas.

En total hay 148 documentos, entre ellos una carta de GCHQ, un programa de radio BBC sobre AI y la oferta de conferencias de algunas de las universidades más famosas de Estados Unidos, como el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). En los documentos, manuscritos y mecanografiados, que ha compartido con los medios la universidad, se pueden ver detalles sobre una posible competición de ajedrez contra un ordenador de la Universidad de Princeton. Un revista de ajedrez americana le pregunta al matemático sobre la posibilidad y Turing le contesta: “Estoy verdaderamente interesado en hacer máquinas que puedan hacer ese tipo de cosas, pero no es fácil y siempre habrá cosas más importantes de hacer”.

En un manuscrito que recoge la intervención de Turing en una conferencia se puede leer: “Turing. Dice que aunque en el presente una máquina no puede pensar, pero no hay duda que podemos crear mecanismos para hacer muchas de las cosas que normalmente llamamos pensar”.

Según ha comunicado la universidad británica no hay muchos detalles de su vida personal en las cartas y casi nada sobre el trabajo de Turing en Enigma, la máquina de comunicación secreta alemana que consiguió descifrar y que fue clave para los aliados para ganar la Segunda Guerra Mundial. Su participación en el tiempo de la correspondencia era todavía alto secreto y salvo una carta del director de GCHQ sobre Bletchley Park, no se menciona en la correspondencia.

No hay duda que podemos crear mecanismos para hacer muchas de las cosas que normalmente llamamos pensar”.

Los documentos han sido encontrados por el profesor Jim Miles de la Escuela de Ciencias de la Computación. Miles estaba reorganizando el almacén cuando se encontró con un archivo de papel rojo de aspecto normal que tenía las palabras Alan Turing escrito en él.  “Cuando lo encontré por primera vez pensé, eso no puede ser lo que creo que es “, pero una vez inspeccionó su contenido certificó su autenticidad. “Nadie de los trabaja en la Escuela o en la Universidad sabía que existían. Realmente fue un hallazgo emocionante y es un misterio por qué habían sido archivados “, reflexiona Miles.

Tras su descubrimiento en mayo fue ordenada, catalogada y almacenada en la Biblioteca de la Universidad por el archivero, James Peters, y está disponible para los investigadores.  James Peters, el bibliotecario que ha procesado el descubrimiento en la Universidad  de Manchester  asegura que “las cartas en su mayoría confirman lo que ya se sabe sobre el trabajo de Turing en Manchester, pero añaden una dimensión extra a nuestra comprensión del hombre mismo y su investigación. Como hay tan poco archivo real en este período de su vida, esto es un hallazgo muy importante en ese contexto. Realmente no hay nada más”.