Inteligencia artificial & Ciencia | Tecnología | Tecnología y Gadget

Cámara, cámara y más cámara: así es el nuevo Samsung Galaxy S9

logo
Cámara, cámara y más cámara: así es el nuevo Samsung Galaxy S9
El nuevo Samsung Galaxi S9.

El nuevo Samsung Galaxi S9.

Resumen:

Sabiendo que todas las miradas del Mobile World Congress de Barcelona, el mayor evento de tecnología del mundo, estaban puestos en su nueva smartphone franquicia, Samsung se la jugaba con el nuevo Galaxy S9, el último miembro del club de los móviles de alta gama.

Con la mencionada presión, el gigante surcoreano tenía que responder con contundencia, y lo ha hecho. Vaya que sí. El Samsung Galaxy S9 es un móvil capaz de competir con cualquier rival y, a prácticamente la totalidad de ellos, superarlos. Todo su poderío se apoya sobre un pilar fundamental, el que va a diferenciar este dispositivo del resto del mercado: la cámara.

Samsung sabe que no hay tantos móviles que sean capaces de ofrecer una cámara de altísimo nivel. Sí lo hace su Note 8, el único que hasta ahora se acercaba a la potencia fotográfica del Pixel 2 XL de Google, ambos por delante del famoso iPhone X.

Sabiendo que todas las miradas del Mobile World Congress de Barcelona, el mayor evento de tecnología del mundo, estaban puestos en su nuevo smartphone franquicia, Samsung se la jugaba con el nuevo Galaxy S9, el último miembro del club de los móviles de alta gama.

En el mayor evento de toda la feria, que concentró a miles de personas que llenaron un auditorio entero, Samsung tiró de músculo tecnológico y financiero para confirmar que es el único protagonista del Mobile de 2018. Y eso, a los mandatarios surcoreanos, les encanta.

Con la mencionada presión, el gigante surcoreano tenía que responder con contundencia, y lo ha hecho. Vaya que sí. El Samsung Galaxy S9 es un móvil capaz de competir con cualquier rival y, a prácticamente la totalidad de ellos, superarlos. Todo su poderío se apoya sobre un pilar fundamental, el que va a diferenciar este dispositivo del resto del mercado: la cámara. ¿El precio? 849 euros el S9 y 949 euros el S9+. Estarán disponible en marzo.

Samsung sabe que no hay tantos móviles que sean capaces de ofrecer una cámara de altísimo nivel. Sí lo hace su Note 8, el único que hasta ahora se acercaba a la potencia fotográfica del Pixel 2 XL de Google, ambos por delante del famoso iPhone X.

De ahí que la mayoría de funcionalidades fuera de las novedades en la toma de fotos sean más bien continuistas. El diseño es prácticamente similar al de su antecesor, el S8, con la pantalla infinita que en este caso reduce aún más sus bordes superior e inferior y se oscurece, para reducir lo que éstos destacan sobre ella. En los costados, además, se refuerza con un aluminio AL 7000, el mismo que se utiliza para la fabricación de muchos aviones.

El nuevo Samsung Galaxi S9.

El nuevo Samsung Galaxi S9.

El Galaxy S9 tiene una pantalla de 5,8 pulgadas Quad HD, que se va hasta las 6,2 pulgadas en el caso del S9+.Dicha pantalla está protegida con un cristal Gorilla de 0,6 centímetros, 0,1 más que el S8, por lo que será mucho más difícil de quebrar.

Ambas versiones llevan la última versión de Android, el famoso Oreo, y tienen un almacenamiento que se puede ampliar hasta los 400GB con las tarjetas de memoria externas. En el caso de la RAM., la versión más sencilla cuenta con 4GB, por los 6GB del S9+. Con 3.000 y 3.500 mAh respectivamente, la batería debería ser suficiente para que ni los más exigentes se queden sin energía en caso de que lo enchufen a la carga cada día.

¿La mejor cámara?

Todas estas funcionalidades no son especialmente rupturistas. Desde Samsung se ha apostado, no sin acierto, por un diseño que funciona plenamente y que convence a los usuarios. El gran margen de mejora estaba, por tanto, en la cámara, un terreno en el que sí que se puede derrotar a Apple.

La cuestión, como siempre, no es de megapíxeles. El S9 tiene 12 megapíxeles en la cámara trasera, por los ocho de la frontal, mientras que el S9+ viste exactamente los mismos. La gran diferencia está en una doble lente que es capaz de trabajar incluso en las situaciones menos favorables.

Con poca luz, la nueva lente del Galaxy S9 es capaz de exprimir al máximo todos los colores. Las pruebas, con una oscuridad profunda, son más que buenas, con imágenes que recogen los escasos rayos e iluminan los colores para que en mitad de la noche, y en espacios abiertos, se pueden captar buenas instantáneas.

Hasta ahora la mejora cámara del mercado la tenía el Pixel 2 XL de Google, en una pugna muy reñida con el Note 8 de Samsung. En cualquier caso, el modo retrato del dispositivo del gigante de internet va a ser muy complicado de batir.

La cámara del Galaxy S9 no servirá únicamente para hacer fotos. Samsung ha impulsado su asistente inteligente, Bixby, y le ha dado funciones más funcionales a través de la cámara.

Así, el usuario sólo tendrá que apuntar a letreros o, por ejemplo, un menú de un restaurante que esté en otro idioma y que Bixby traducirá a español al instante. También nos servirá como un guía en vivo que nos dirá dónde está el restaurante más cercano o una parada de metro, además de explicar las calorías que tiene un plato de comida con sólo apuntar con la cámara.

Emojis personalizados

Samsung se ha apuntado también a la moda de los emojis en realidad aumentada. A través de la cámara podremos crear emoticonos con nuestra cara y diferentes expresiones, que se podrán enviar en formato gif a cualquier dispositivo, en una clara diferencia con los emojis del iPhone X que sólo se pueden abrir si tienes el último móvil de Apple.

Más allá de la mencionada cámara y el diseño, el Galaxy S9 también incorpora nuevas funcionalidades en materia de sonido o en su accesorio Dex, que permite convertir el teléfono en un ordenador de mesa.

El S9 incorpora dos altavoces diseñados por AKG, firma del grupo Harman por el que Samsung pagó más de 7.400 millones de euros en su momento, para crear un sonido envolvente que pocos móviles se pueden permitir. También permanece el cada vez más denostado jack, por lo que podremos hacer algo tan sencillo, pero que no ofrecen otros modelos, como cargar la batería y escuchar música a la vez.

Dex también presenta novedades. Es un accesorio al que Samsung no le está dando demasiada importancia, aunque ahora parece que quieren enfocarlo para que sea un aliado de los pequeños negocios. Básicamente Dex convierte el móvil en un ordenador de mesa, conectándose a una pantalla y permitiendo trabajar desde allí. El nuevo modelo presenta además la posibilidad de utilizar la pantalla del S9 como un display para que las posibilidades en materia de diseño sean mayores.