Ciencia y VidaHallazgo de la NASA

Nuevas pistas sobre posible vida en Marte

No se ha descubierto vida en Marte por ahora. Pero sí moléculas compatibles en rocas y en nuevas mediciones de metano.

logo
Nuevas pistas sobre posible vida en Marte
Fotograma de la serie 'Mars'

Fotograma de la serie 'Mars' National Geographic

Resumen:

No. No se ha descubierto vida en Marte por ahora. Pero sí moléculas compatibles con una vida pasada. Se trata de restos hallados por el rover Curiosity en el interior de rocas de más de 3.000 años de antigüedad. Lo cual no es nuevo, pero han afinado un poco más. Un equipo liderado por Jennifer Eigenbrode de la NASA ha analizado químicamente el material, llegando a la conclusión de que hay tres tipos de químicos orgánicos: tiofenos, aromáticos y alifáticos. ¿Es eso vida? Definitivamente, no. ¿Pudo haberla sido? Posiblemente, sí.

Curiosity explora el cráter de Gale (zona ecuatorial de Marte) desde 2012. Había encontrado indicios de moléculas orgánicas hace tres años, pero la presencia de percloratos hizo poco fiable en análisis. Ahora, con más tiempo y técnicas avanzadas, han podido concluir inequívocamente que son compuestos orgánicos. Esto es interesante porque algunas teorías sostienen que la zona de Gale pudo ser parte de un lago de agua líquida, dentro de un Marte habitable hace más de 3.000 millones de años.

En este contexto, que sea algo orgánico no necesariamente significa que los compuestos fueron creados o utilizados por organismos. Más bien, el término simplemente denota que las moléculas contienen átomos de carbono e hidrógeno. Pero tales moléculas se consideran la base de toda química biológica conocida.


La misión ExoMars pretendía, entre otras cosas, indagar en el misterio del origen del metano de Marte. Sin embargo, el módulo Schiaparelli se estrelló | Vídeo: M.V.

 

A esto hay que añadir el misterio del metano, que lleva observándose en Marte desde hace cerca de una década. No está claro de dónde viene, pero se sabe que fluctúa su cantidad en la debil atmósfera marciana según la estación del año. El metano es un gas que también se asocia a las criaturas vivientes. En concreto, bacterias. Es un producto de sus digestiones. Los investigadores todavía tienen que resolver las implicaciones detalladas de sus últimos hallazgos.

Aún existen procesos desconocidos que ocurren en el Marte actual

Un equipo de científicos, dirigido por Christopher Webster, también de la NASA, descubrió que los niveles de metano en la atmósfera de Marte aumentan a medida que las estaciones del planeta en el hemisferio norte avanzan del invierno al final del verano y luego bajan a medida que las estaciones se enfrían. Webster y sus colegas, por ejemplo, dicen que el patrón “indica que aún existen procesos atmosféricos o superficiales desconocidos que ocurren en el Marte actual”, tal y como regoge su publicación en la revista Science.

Las mediciones se realizaron en el transcurso de tres años marcianos utilizando el espectrómetro láser sintonizable, que es parte de un conjunto de instrumentos conocidos como Análisis de muestras en Marte, o SAM.

Hay explicaciones no biológicas

Por supuesto, antes de pensar en marcianos, Webster y sus colegas dicen que la mejor explicación no biológica del fenómeno apunta a la posibilidad de reservas subterráneas de de metano congelado “que ya estaba ahí”. Las moléculas de metano podrían quedar atrapadas dentro de hielo y liberarse a medida que los cristales se descongelan.

También hay tesis que apuntan a que ciertos minerales estarían reaccionando con agua líquida, propiciando productos de metano. En tal caso, el hallazgo sería más bien la existencia de agua líquida en Marte, fundamental no sólo para una vida presente, sino francamente facilitadora de una vida futura, en caso de colonización.

“Ambos hallazgos son avances en astrobiología”, ha escrito Inge Loes ten Kate, científica planetaria de la Universidad de Utrecht, en un comentario para Science. “Las detecciones recientemente anunciadas tienen implicaciones de gran alcance a la luz de la vida pasada potencial en Marte”. La investigación se basa en informes anteriores del equipo de Curiosity sobre la habitabilidad de Marte en la antigüedad. Hoy, su superficie es completamente hostil a la vida conocida, sin embargo, astrobiólogos como el español Felipe Gómez, del INTA: “Sabemos que la superficie de Marte es muy hostil para la vida”, señala Gómez a El Independiente. “No sólo por la existencia de perclorato, sino por los iones de hierro sometidos a altas radiaciones. Crean condiciones muy oxidantes y, por tanto, muy esterilizantes”.

La clave “está en el subsuelo”, donde formas de vida podrían refugiarse. Ocurre de forma similar en otros candidatos cercanos, como algunas lunas de Júpiter y Saturno. En ese caso, bajo sus enormes láminas de hielo. “Es casi imposible que no haya vida extraterrestre”. Para Gómez, “dadas las estadísticas, características de nuestro entorno, el número de estrellas del universo, etc. es perfectamente factible que haya vida fuera”.