Astronomía | Inteligencia artificial & Ciencia Agua y vida en Marte

Nuevos indicios de extensiones de agua líquida bajo el suelo de Marte

Vinculan unos surcos con posibles chorros de agua emanando de lugares alejados del polo sur marciano, donde hay un lago subterráneo

logo
Nuevos indicios de extensiones de agua líquida bajo el suelo de Marte
Surcos en el cráter Palikir vinculados a agua brotando del subsuelo de Marte

Surcos en el cráter Palikir vinculados a agua brotando del subsuelo de Marte NASA/JPL

Resumen:

Desde julio de 2018 tendemos a pensar que hay un gran lago de agua salada bajo la gélida superficie marciana. En concreto, cerca de su casquete polar sur. Pero eso no explica ciertos surcos en la roca que han intrigado a la comunidad científica desde hace varios años. Ahora, el Centro de Investigación del Clima Árido y el Agua de la USC (AWARE) ha publicado un estudio que sugiere que las aguas subterráneas profundas podrían estar activas en Marte. Es decir, pueden salir a la superficie y originar corrientes en algunas áreas casi ecuatoriales de Marte.

Los investigadores de la USC han determinado que el agua subterránea probablemente existe en un área geográfica más amplia que sólo los polos de Marte y que existe un sistema activo, a una profundidad de 750 metros, desde el cual el agua subterránea sale a la superficie a través de grietas en cráteres específicos que analizaron.

Los científicos pensaban anteriormente que estas características estaban relacionadas con el flujo de agua o salmueras superficiales o cercanas al subsuelo, según explica Essam Heggy, miembro del experimento de radar Mars Express Sounding MARSIS. Por supuesto, esto no deja de ser una hipótesis. Nadie ha visto un géiser saliendo del interior marciano, como sí ha ocurrido con chorros o plumas emanando de satélites como Encélado (Saturno) o Europa (Júpiter).

El equipo de Heggy llega a esta conclusión no por lo que han visto (sólo) en Marte. Sino por lo observado en el desierto del Sáhara. «La experiencia que obtuvimos de nuestra investigación en hidrología del desierto fue la piedra angular para llegar a esta conclusión. Hemos visto los mismos mecanismos en el Sáhara y en la Península Arábiga, y nos ayudó a explorar el mismo mecanismo en Marte», añade Abotalib. Z. Abotalib, autor del artículo publicado en Nature Geoscience.

Los dos científicos concluyeron que las fracturas dentro de algunos de los cráteres de Marte, permitían que flujos de agua subieran a la superficie como resultado de la presión metros más abajo. Estos resortes se filtran en la superficie, generando las características líneas marcadas que se encuentran en las paredes de estos cráteres. Los científicos también dan, así, una explicación sobre cómo estas características del agua fluctúan con la estacionalidad en Marte.

Marte y Tierra, dos planetas y un destino

La investigación anterior para explorar las aguas subterráneas en Marte se basó en la interpretación de los ecos electromagnéticos devueltos enviados desde los experimentos de sondeo de radar desde la órbita a bordo de Mars Express y Mars Reconnaissance Orbiter. Estos experimentos midieron la reflexión de las ondas desde la superficie y el subsuelo siempre que fue posible la penetración. Sin embargo, este método anterior aún no proporcionó evidencia de la presencia de agua subterránea más allá de la detección del polo sur en 2018.

Así era el antiguo océano marciano


La serie Los vigilantes de la playa podría haberse rodado en Marte hace 3.700 millones de años. Sin embargo, la playa sería muy rara y un tanto impracticable. Estaría presidida por un gigantesco volcán en la lejanía que la rompió para siempre. | Vídeo: M. V.

 

Los autores de este estudio utilizaron imágenes ópticas de alta resolución y modelos para estudiar las paredes de grandes cráteres de impacto en Marte. Heggy y Abotalib, que han estudiado durante mucho tiempo los acuíferos subterráneos y el movimiento del flujo de agua subterránea en la Tierra (en desiertos, en concreto) creen que «el agua subterránea es una evidencia de la similitud pasada entre Marte y la Tierra; sugiere que tienen una evolución similar, en cierta medida». Es cierto que Marte estuvo cubierto, un día, por un gran océano.

«Comprender cómo se ha formado el agua subterránea en Marte, dónde está hoy y cómo se está moviendo nos ayuda a limitar las ambigüedades en la evolución de las condiciones climáticas en Marte durante los últimos 3.000 millones de años y cómo estas condiciones formaron este sistema de agua subterránea. Nos ayuda a comprender las similitudes con nuestro propio planeta y si estamos atravesando la misma evolución climática y el mismo camino que Marte. Comprender la evolución de Marte es crucial para comprender la evolución a largo plazo de nuestra propia Tierra y el agua subterránea es un elemento clave en este proceso».