Ciencia y Tecnología

La última colada se dirige al mar, donde hay un delta lávico de 28 hectáreas

EL PASO (LA PALMA), Vista del volcán de Cumbre Vieja que este sábado continúa su actividad, registrando una intensa emisión de gases a través de un amplio campo de fumarolas. La colada de material magmático que emergió ayer de los dos nuevos centros emisores de lava que se abrieron a unos 600 metros del cono principal del volcán de Cumbre Vieja, en La Palma, ha tomado hoy contacto con la primera de las coladas que formó esta erupción volcánica.

EL PASO (LA PALMA), Vista del volcán de Cumbre Vieja EFE

La lava que emerge de los dos últimos puntos emisores de la erupción volcánica de Cumbre Vieja discurre como una sola colada y tras contactar con la primera que se originó hace quince días, ahora discurre de forma paralela con la que termina en el mar, donde ya ha creado una superficie de 28 hectáreas.

La responsable de Sismología de Instituto Geográfico Nacional, Carmen López, y el director técnico del Plan de Prevención de Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, han explicado este domingo en rueda de prensa la evolución de la erupción volcánica, que cumple hoy 15 días y mantiene su misma intensidad.

La técnica ha explicado que la erupción fisural continúa mostrando mecanismo estromboliano, con fases explosivas y efusivas simultáneas.

López ha explicado que la nueva colada, que apareció el 1 de octubre, discurre hacia el oeste paralelamente a la colada que llega al mar tras llegar ayer al final del Camino de Los Campitos y establecer contacto lateral con las coladas anteriores.

Ha explicado que se observan varios centros activos en el interior del cráter principal y dos situados en el sector noroeste del lateral del cono y no se descarta la aparición de nuevos centros de emisión.

La morfología del cono, ha señalado, cambia continuamente y ahora es «más ancho, más bajo y está cerrado» y aunque la señal del tremor ha aumentado, la especialista en sismología ha señalado que no en los valores que se registraron a finales de septiembre.

No obstante, ha afirmado que en este proceso eruptivo la alternancia de fases es esperable y no se puede descartar fases más explosivas, como la que tuvieron lugar esos días.

Ha explicado que durante el día de ayer se produjeron emisiones de bomba volcánica, que es una especie de piroclastos pero de mayor tamaño, y respecto a la nube de ceniza, ha indicado que se dirige hacia el sur de la isla, que será la más afectada, además de que podría llegar ceniza fina a la isla de El Hierro.

La inversión térmica que afecta estos días a la isla y los vientos predominantes son desfavorables para la calidad del aire, ha dicho la experta, que ha precisado que el volcán emite 3.813 toneladas de gases mientras que las partículas menores de 10 micras se han detectado en todas las estaciones de la isla, y con mayor intensidad en las cercanas al volcán.

La calidad del aire fue el motivo por el que fueron evacuados personal científico y del dispositivo de emergencia que trabajaba en las cercanías de la erupción volcánica, según ha explicado el director técnico del Pevolca.

Morcuende ha insistido en que en el resto de las zonas, la calidad del aire es bueno aunque ha recomendado el uso de mascarilla, especialmente en las personas con problemas respiratorios, inmunodeprimidas, niños y embarazadas.

El responsable técnico del Pevolca ha afirmado que la superficie afectadas por la erupción es de 399 hectáreas, 52,5 más que ayer y la anchura del frente lávico tiene 950 metros.

Hay 30,7 kilómetros de carreteras inutilizadas y las edificaciones destruidas son, de acuerdo al último dato de Copernicus, 946 mientras que otras 128 están dañadas o en riesgo. 

Te puede interesar

Comentar ()