Congreso Internacional de Inteligencia Artificial

Economía | Inteligencia Artificial

"La inteligencia artificial nos ha generado ahorros directos de unos 400.000 euros"

Entrevista a José Antonio Belso, director de Suma Gestión Tributaria

José Antonio Belso, de Suma Gestión Tributaria.

José Antonio Belso, de Suma Gestión Tributaria.

José Antonio Belso es el director de Suma Gestión Tributaria, el organismo público, constituido por la Diputación Provincial de Alicante en 1990 con el objetivo de gestionar y recaudar los tributos municipales de los ayuntamientos de la provincia de Alicante. Esta institución apuesta por la inteligencia artificial y por el Blockchain. Un ejemplo es el proyecto Data Integration de gestión del IBI (impuesto sobre bienes inmuebles), que ya les ha generado unos ahorros directos de unos 400.000 euros.

Ahí no se queda la cosa, ya que para pagar esos impuestos utilizan Bizum, que aseguran que es la herramienta preferida por muchos contribuyentes. Belso habla con el Independiente en el marco del V Congreso Internacional de Inteligencia Artificial sobre cómo la Inteligencia Artificial juega un papel decisivo tanto en la captura como en la analítica de datos, generando espacios de mejora y sobre todo, mejorando la eficiencia del servicio.

Pregunta.- ¿Qué ha hecho recientemente Suma para adaptarse a los nuevos tiempos?

Respuesta.- Como Organismo autónomo responsable de la gestión y recaudación tributaria en la práctica totalidad de la provincia de Alicante, siempre nos hemos caracterizado por una inquietud por la eficiencia y la excelencia en la calidad del servicio. En esta línea, venimos apostando por reingenierías de procesos apoyadas en un mayor despliegue de la administración electrónica y la incorporación de nuevas tecnologías. Tras un periodo de exploración los ámbitos de la Inteligencia Artificial o el Blockchain, nuestra estrategia pivota sobre su implementación real en los procesos operativos. Nuestro proyecto de Data Integration en la gestión del IBI ha generado ahorros directos de unos 400.000 euros; mientras, por su comodidad, Bizum es ya la herramienta de pago preferida por muchos contribuyentes.

P.- Recientemente la empresa ha estrenado la app, ¿qué tal ha sido la acogida?

R.- Nuestro objetivo siempre ha sido hacer más fácil los trámites a los ciudadanos. Hace unos meses hemos lanzado una WebApp que recoge las opciones más demandadas por los contribuyentes: pago de impuestos y multas por lectura de QR, solicitud de cita previa, domiciliación de recibos, entre otras. Pese a encontrarse en un periodo casi embrionario, las miles de descargas registradas constatan una magnífica acogida entre los ciudadanos. Comprende una mínima parte de todo lo que se puede hacer en la web de Suma desde un dispositivo móvil. Progresivamente iremos incorporando nuevas funcionalidades atendiendo especialmente a las demandas especificas de los contribuyentes o los indicadores.

P.- ¿Qué papel juega la IA en la app?

R.- Junto con los restantes componentes de nuestro sistema de información, la WebApp permite dibujar una topografía de las necesidades emergentes de los contribuyentes. Gracias a una adecuada parametrización y almacenamiento, creamos silos de datos que debidamente analizados nos permiten identificar y tomar decisiones para solventar déficits de usabilidad e incorporar funcionalidades. La IA juega un papel decisivo tanto en la captura como en la analítica de datos, generando espacios de mejora.

P.- ¿Cuánto de importancia tiene que una empresa esté adaptada tecnológicamente?

R.- Para una empresa en general, y un organismo público como Suma en particular, la tecnología es un motor de competitividad. Las posibilidades que otorga la combinación del conocimiento tributario y tecnológico nos habilitan para convertir la cantidad ingente de datos en procedimientos automatizados que redunden en un servicio eficiente de gran calidad. La dotación de recursos y la colaboración público-privada permiten a nuestra unidad de desarrollo de software el diseño e implantación de soluciones avanzadas como una gama completa de servicios web para más de 2 millones de usuarios pertenecientes a los 141 ayuntamientos que confían en nosotros. Y todo esto en un entorno ciberseguro y de elevada fiabilidad.

P.- El Covid ha sido una oportunidad para poder acceder a los fondos y que las empresas se digitalícen. ¿Cree que existe la suficiente información para poder acceder en algo tan importante?

R.- Suma parte de un elevado grado de digitalización. No obstante, todo es susceptible de mejora, y para ello los recursos económicos se hacen indispensables. Como organismo perteneciente a la Diputación de Alicante, estamos inmersos en el estudio de diversas convocatorias de fondos donde tienen cabida algunos de los proyectos que ya hemos ejecutado o estamos en vías de hacerlo. Es el caso de las dotaciones de determinados equipos digitales para la prestación itinerante de nuestro servicio, el desarrollo de soluciones de IA en el ámbito de las sanciones o determinadas automatizaciones.

P.- ¿Cómo afecta la guerra en un sector como el de Suma?

R.- En la medida que Suma es un organismo público especializado en la gestión tributaria a nivel local, el impacto no es tan visible como pueda serlo para empresas que han experimentado un recorrido al alza en el coste de sus factores productivos o una merma considerable en los ingresos de sus clientes potenciales. Con todo y con eso, el encarecimiento de la energía o los costes salariales han tenido su reflejo en las partidas presupuestarias correspondientes. Incluso, algunos de nuestros proveedores se están enfrentado con serias complicaciones para continuar realizando su labor. Pero son los potenciales apuros de muchos ciudadanos para hacer frente a sus obligaciones presupuestarias consecuencia de las tensiones inflacionistas o de tipos de interés lo que nos genera una mayor preocupación en un horizonte de medio y largo plazo.

P.-La IA es un gran aliado para luchar contra el encarecimiento de costes. ¿qué ha hecho Suma?

R.- La eficiencia en la utilización de los recursos naturales es uno de los ejes fundamentales del compromiso social de Suma. Durante 2021, hemos reducido un 3,2% y un 18,7% los consumos de agua y energía respectivamente. Además, el Organismo ha dejado de emitir 30 toneladas de CO2 o reciclado cerca de 11 toneladas de papel gracias a nuestra estrategia ambiental. El éxito de actuaciones como la regulación centralizada de los sistemas de aire acondicionado e iluminación, o la iluminación inteligente basada en sensores de movimiento implantada en la oficina central supusieron un ahorro cercano al 50% del coste energético. No obstante, no debemos incurrir en una suerte de autocomplacencia. Existe recorrido para alcanzar mayores cotas de eficiencia, especialmente vía herramientas de IA.

P.-¿Cómo afronta Suma esta disruptiva?

R.- Como he tratado de hacer visible anteriormente, nuestro punto de partida es más que aceptable. Creo que la organización ha interiorizado la necesidad de optimizar el uso de los recursos y contribuir a un crecimiento eco-sostenible. Esto es, sin duda, de un valor incuestionable. Desde una perspectiva más operacional, los avances tecnológicos y en materia de analítica de datos abren un amplio espectro de oportunidades para aplicar de herramientas prospectivas que faciliten la automatización de decisiones mediante el diseño de algoritmos de IA y ganar en eficacia.

ORGANIZA

IMPULSA
PATROCINA

Te puede interesar

Comentar ()