Ciencia y Tecnología | Meteorología

La llegada de la DANA a España: ¿cómo afectará a la sequía y el estado de los embalses?

Personas paseando con paraguas contra la lluvia en mitad de una DANA en España

Varias personas con paraguas pasean por la calles / EP

La última quincena de mayo estará acompañada con una bajada general de las temperaturas. Así ha anunciado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) la llegada de la primera DANA de mayo a España

Disminuirán las temperaturas máximas en el tercio sur peninsular y área mediterránea, sobre todo en la mitad oeste de Andalucía. También está previsto que las temperaturas mínimas bajen en la mitad norte peninsular, sin muchas variaciones en el resto. 

La DANA, tradicionalmente conocida como “gota fría”, es una depresión atmosférica aislada en niveles altos.  Se produce cuando una masa de aire frío en altura entra en contacto con el aire caliente de la superficie. Como consecuencia, da lugar a chubascos y tormentas intensas.

Las zonas de España afectadas por la DANA

En el Cantábrico, norte de Navarra, Pirineos, este de Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares se prevén intervalos nubosos con posibles precipitaciones débiles. 

Andalucía también se verá afectada por los intervalos nubosos que pasarán a ser muy nubosos. Hay posibilidad de tormentas, más fuertes en el área del Estrecho. Se prevé viento de componente sur en la mitad sur del litoral mediterráneo peninsular, con especial hincapié en el Estrecho.  

Mientras que el viento norte afectará casi todo el resto del país. Sobre todo en la costa noroeste de Galicia, valle del Ebro, Pirineos, Ampurdán, Menorca y Canarias, donde se esperan intervalos fuertes. 

El estado de los embalses en España

La prolongada temporada de la sequía ha afectado al estado de los embalses. Según los datos del Boletín Hidrológico Semanal, la reserva hidráulica ha disminuido en 384 hectómetros cúbicos (hm3) entre el 8 y 15 de mayo de 2023. Una cifra que supone 0,7 % de la capacidad total de los embalses. 

Los ámbitos más afectados por el deterioro de las reservas son las Cuencas Internas de Cataluña, Ebro y Guadalete-Barbate. Las reservas hidráulicas de las Cuencas Internas de Cataluña han disminuido un 58,2 % respecto al año anterior; la de Ebro un 35,2 % y las de Guadalete-Barbate un 25,7 %

Por su lado, las reservas de agua embalsada han aumentado en los ámbitos de Miño-Sil, Tajo y Vertiente Atlántica con un 33,2%; 19,6% y 8,8% respectivamente. Actualmente está cubierto el 48,2% de la capacidad nacional de las reservas hidráulicas. 

Las lluvias pueden ayudar a mejorar la situación de sequía, pero no solucionar el problema. A finales del año pasado, las lluvias torrenciales mejoraron la situación de los embalses en España, pero solo un 5%.

Inundaciones en Italia, ¿podrían llegar a España?

Si las lluvias son torrenciales esto puede producir otros problemas en las sociedad, como está ocurriendo con las inundaciones en Italia que se están produciendo en estos días y está dejando muertos y desaparecidos en las zonas afectadas del país.

Las lluvias en el país vecino han superado los 500 litros por metro cuadrado en algunas zonas. Previo a esto, Italia se encontraba en una situación de sequía similar a la de España, por lo que el paralelismo de la situación tiene en alerta a los expertos.

Aún así, esto no debería llegar a preocupar. Según Samuel Biener, experto de Meteored, la situación no debería replicarse en España, sino que, en principio, en España se dará "un episodio de chubascos y tormentas irregulares".

Por lo tanto, esta DANA que llega a España puede suponer una mejora en la situación de los embalses pero si las lluvias son demasiado fuertes, estas pueden suponer problemas en los campos y las ciudades.

Te puede interesar