Gente

Penélope Cruz deslumbra en el Festival de Venecia

EFE

De Negro. De Chanel. De la mano de Pedro Almodóvar. Penélope Cruz ha inaugurado la alfombra roja de la 78ª edición del Festival Internacional de Venecia de la mano de Madres paralelas, el nuevo filme del director manchego que da el pistoletazo de salida a una nueva entrega del ceremonial cinéfilo italiano. Los más afortunados podrán disfrutar del nuevo episodio del imaginario almodovariano en la ceremonia inaugural del Festival.

Penélope Cruz en el Festival de Venecia. EFE/EPA/ETTORE FERRARI

El cineasta manchego se reencuentra con habituales de su cine como Cruz, Julieta Serrano y Rossy de Palma, al igual que dirige, por primera vez, a Smit, junto con otros nombres importantes como Aitana Sánchez-Gijón, Israel Elejalde, Adelfa Calvo, Inma Ochoa o Daniela Santiago, entre otros.

Penélope Cruz en el Festival de Venecia. EFE/EPA/ETTORE FERRARI

Madres paralelas tenía previsto su estreno para el próximo 10 de septiembre en España, pero finalmente llegará a la gran pantalla un mes más tarde. El glamour regresa a la ciudad más especial de Italia, y con él, la nueva apuesta del cineasta.

(I-D) Israel Elejalde, Penélope Cruz, Pedro Almodovar, Milena Smit y Aitana Sanchez Gijón en la ceremonia de apertura del Festival Internacional de Venecia. EFE/EPA/ETTORE FERRARI EFE

Madres paralelas ha sido rodada, principalmente, en Madrid, entre marzo y abril de este 2021. Almodóvar realiza su vigésimo segundo largometraje, en el cual vuelve a figurar también como guionista. Producen el filme Agustín Almodóvar y Esther García.

Milena Smit en el Festival de Venecia. EFE/EPA/ETTORE FERRARI

«Hasta que no paguemos la deuda con los desaparecidos no podemos cerrar lo ocurrido en la Guerra Civil»

Almodóvar ha presentado este miércoles a sus Madres paralelas en el Festival de Venecia, donde ha abordado uno de los temas principales de la cinta, la memoria histórica, alertando que hasta «no pagar la deuda con los desaparecidos no se podrá cerrar definitivamente lo ocurrido en la Guerra Civil«.

«Quería dar visibilidad a este tema y porque en España, después de 85 años, hasta que no se pague esa deuda con los desaparecidos no se podrá cerrar definitivamente nuestra Historia reciente todo lo ocurrido en la Guerra Civil», ha señalado el cineasta manchego, acompañado de parte del elenco de su película en el primer día del festival.

Pedro Almodóvar en el Festival de Venecia. EFE/EPA/ETTORE FERRARI

Almodóvar ha continuado defendiendo que la memoria histórica es «un tema pendiente en la sociedad española, que tiene una deuda moral enorme con las familias de los desparecidos y de esas personas enterradas en fosas, cunetas o lugares indignos». «He sido siempre muy sensible a este tema y justamente en el momento en que empezamos a hacer la película no era un tema del que se hablaba en la prensa», ha resaltado.

En mi casa nunca se habló de la guerra y tenía traumatizada a nuestra sociedad»

PEDRO ALMODÓVAR

El director ha recordado cómo a los relatores de la ONU les extrañó esta situación en una de sus visitas a España y ha insistido en la relación con el «miedo» generado en la dictadura. «Durante toda la dictadura las personas que padecieron estas pérdidas tenían mucho miedo, que se convirtió en patológico y les impedía hablar», ha indicado.

«En mi casa nunca se habló de la guerra y tenía traumatizada a nuestra sociedad. Habría sido deseable que cuando la democracia española llega en el 78, en ese momento se plantease el problema. No fue así y eso hace más imperfecta la Ley de Amnistía, que nos llevó a unos primeros pasos en democracia condenando a los desaparecidos a la no existencia», ha lamentado.

El director también ha calificado a Lorca -que tiene su parcela de importancia en la película- como el «desaparecido más ilustre y conocido fuera de España» y además es alguien que «demuestra la mala relación que tiene el español con respecto a su historia reciente».

Te puede interesar

Comentar ()