Matías Recalt, de 22 años, da vida a Roberto Canessa en La sociedad de la nieve, la película de Juan Antonio Bayona que opta a dos premios Óscar. Un personaje clave en esta historia real, que cuenta cuando el avión en el que viaja todo un equipo de rugby se estrella en los Andes. Todo un reto de supervivencia que, tal y como le relató el propio Canessa al actor, nunca le rompió el ánimo. Sin embargo, el intérprete estaba luchando contra sus propias emociones durante el rodaje.

Tal y como contaba Matías Recalt en un encuentro con Bayona y Javier Bardem, mientras estaba en el proceso de casting se enfrentó a su propia tragedia personal. "Llegué en un momento muy difícil a la peli, en un duelo", confesaba el joven actor, que opta a un premio Goya por su interpretación.

Enzo Vogrincic, Matías Recalt, Agustín Pardella y Juan Antonio Bayona durante la premier de 'La sociedad de la nieve' en Madrid.
Enzo Vogrincic, Matías Recalt, Agustín Pardella y Juan Antonio Bayona durante la premier de 'La sociedad de la nieve' en Madrid. José Oliva / Europa Press

"Falleció mi padre dos meses antes, en pleno proceso de casting, entonces vos imagínate que fallece tu padre y la película pasa a un tercer plano. Casi ni me importaba", desvelaba el artista. "Entonces, para poder hacerla, tuve que ponerme una especie de escudo de hierro", añadía.

Su padre falleció de un infarto

Sus sentimientos, se vio obligados a guardarlos "bajo la alfombra", según confesaba, "porque era un viaje muy largo". Pero precisamente esa decisión le unió aún más con su personaje.

Matías Recalt en el papel de Canessa en 'La sociedad de la nieve'
Matías Recalt en el papel de Canessa en 'La sociedad de la nieve' Netflix

Cuando ocurrió el accidente en 1972, Canessa estudiaba medicina. Por lo tanto, tenía ciertos conocimientos para ayudar a los heridos. Cuando finalmente pudieron salir con vida, rescatados de aquel horrible episodio, el superviviente siguió estudiando y se convirtió en cardiólogo. Algo que también a Matías le suena familiar, ya que su padre había fallecido de un infarto.

"En pleno proceso hospitalario de mi papá, yo estaba haciendo a un médico que es cardiólogo. Entonces yo llamaba al hospital y me decían: 'Si, a tu papa le vamos a hacer un cateterismo'. Y aprendía todo el tiempo cosas del corazón, de medicina, y claro, yo estaba haciendo un personaje que era médico y se lo decía a mí padre", reveló.

Enzo Vogrincic, Matías Recalt, Agustín Pardella, Simón Hempe, Diego Vezzeti, Valentino Alonso, Fernando Contagiani, Francisco Romero, Felipe Ramusio, Paula Baldini, Alfonsina Caricia y Juan Diego Eira y Juan Antonio Bayona durante la premier de 'La sociedad de la nieve'
Enzo Vogrincic, Matías Recalt, Agustín Pardella, Simón Hempe, Diego Vezzeti, Valentino Alonso, Fernando Contagiani, Francisco Romero, Felipe Ramusio, Paula Baldini, Alfonsina Caricia y Juan Diego Eira y Juan Antonio Bayona durante la premier. José Oliva / Europa Press

"Había algo emocional que no me estaba pasando"

Y aunque esa fortaleza emocional que se había creado le fue útil hasta cierto punto, en ocasiones Bayona le pedía que se abriera. "Cuando empezamos a filmar me encontré con que ese escudo que me había permitido viajar, claro, había muchas emociones", expresaba Matías.

"La bala entraba, pero rebotaba. Jota [como llaman al director] me decía: 'Ahora en esta escena se muere tal y tienes que llorar'. Y yo daba todo, pero había algo emocional que no me estaba pasando y que era más de acá", confesaba señalándose la cabeza. Pero en sus conversaciones con Canessa, había descubierto cómo lo había vivido el verdadero personaje. "Me dijo que él en la montaña nunca se quebró, nunca lloró", desvelaba el argentino.

Foto de producción de 'La sociedad de la nieve'
Foto de producción de 'La sociedad de la nieve'. Netflix

Bayona, orgulloso de Matías Recalt

El propio J.A. Bayona ha querido agradecer a Matías el esfuerzo y la dedicación que puso para dar vida a este personaje. "No era un proyecto fácil para alguien en situación vulnerable", admitía. "Se armó de una coraza para no derrumbarse, resistiéndose cada vez que intentaba romper su escudo", contaba el director.

Pero llegó un momento en el que el propio Jota se dio cuenta de que ese era el enfoque necesario para dar vida al joven real que sobrevivió a la montaña sin quebrarse. "Matías demostró un instinto brillante, pues consiguió ser fiel a su personaje a la vez que gestionaba sus emociones. Su interpretación fue pura magia. Siempre me acercaba para felicitarlo, diciéndole 'no puedes ser más Canessa'", añadía.