Enzo Vogrincic causó sensación este domingo en los Oscar, celebrados en el Dolby Theatre de Hollywood. Quizás mucha gente entre la audiencia no sabía quién era, pero en los directos que se estaban emitiendo en internet solo se leía su nombre. Este uruguayo de 30 años es el nuevo chico favorito de internet, lo que en Twitter llaman white boy of the month. El mes pasado fue Jeremy Allen White, previamente Jacob Elordi, Noah Centineo o Timothée Chalamet se llevaron el privilegio.

Es su pelo largo, su aire misterioso y, por qué no, su papel en La sociedad de la nieve. Ese hombre fiel a sus principios, valiente y fuerte. Enzo Vogrincic es el chico del mes en el mundo de los fans de las redes sociales, y puede que su reinado termine cuando llegue una nueva película o música de algún artista que pueda optar al premio. Sí, el término white boy of the month suena terriblemente objetivizante, trata a los hombres como meros pasatiempos. Pero el concepto no surge para criticarlos a ellos sino a los que los idolatran.

¿De dónde sale la expresión white boy of the month?

Enzo Vogrincic causó sensación en la alfombra roja de los Oscar con su pelo largo y su media sonrisa.
Enzo Vogrincic causó sensación en la alfombra roja de los Oscar con su pelo largo y su media sonrisa. EFE

Según asegura la web Know Your Meme, el término se encuentra por primera vez en 2011. Lo califican como una conversación en Twitter donde hay un hombre blanco y famoso de quien se habla muchísimo.

Sin embargo, el primer tuit viral que incluye la expresión es de 2018, por lo que fue una frase que fue poco a poco adquiriendo relevancia en las redes sociales.

El chico blanco del mes cumple una serie de características: la primera y más importante es que está en plena promoción de algo, por lo tanto, aparece mucho en alfombras rojas y se lleva mucha atención mediática. La segunda es que sea tradicionalmente atractivo, y la mayoría de ellos son además delgados y con aspecto juvenil. La tercera es que tenga ese encanto personal que hace a los hombres no solo sensuales sino también simpáticos y cercanos.

Jeremy Allen White en una imagen de su campaña para Calvin Klein.
Jeremy Allen White en una imagen de su campaña para Calvin Klein.

Al white boy of the month le hacen fancams, es decir, recopilaciones de vídeos en donde sale guapo. Es el protagonista de todo el interés de internet. Cada foto se comparte millones de veces. Y después de un mes, el interés decae drásticamente porque ha aparecido un nuevo favorito.

Tras el anuncio de Jeremy Allen White para Calvin Klein, llegó el momento de Enzo Vogrincic. El público ya había tenido tiempo de verle en La sociedad de la nieve, de captar su sonrisa de lado en alguna alfombra roja. El título se consolida finalmente cuando aparece en el programa de La pija y la quinqui, que le encumbran como el chico de moda. Esa ingenuidad de no saber quién es Miley Cyrus y otros elementos de la cultura pop le hace tierno a ojos de sus fans.

¿Quién es el próximo white boy of the month?

A pesar de que es pronto para escoger nueva reina de la colmena, en estos días parece que el nuevo protagonista de todas las conversaciones es Nicholas Galitzine. El actor británico de 29 años y 1,88m de altura protagoniza The idea of you y Mary & George, dos nuevas propuestas audiovisuales que se han llevado toda la atención del público.

La primera es la adaptación cinematográfica de una historia escrita por una fan de Harry Styles fantaseando sobre un posible romance con el cantante. Comparte protagonismo con Anne Hathaway y su evidente parecido con el exmiembro de One Direction le ha ganado una repentina subida en las apuestas para ser el próximo chico de moda. La segunda es una miniserie histórica sobre el romance entre James VI y George Villiers, el primer duque de Buckingham.

Hay quien piensa que para ser white boy of the month hay que perder la fama después de experimentarla. Que aquellos como Thimothée Chalamet o Tom Holland que lo fueron en su momento dejaron de serlo cuando consiguieron mantener su éxito. Otras teorías dicen que ese tipo de fama puede ser cíclica, y que estrellas como Noah Centineo, de las que nadie habla ahora, pueden volver a ganar el favor del público con el papel adecuado.

En el caso de este último, tras su participación en A todos los chicos de los que me enamoré, Centineo se apartó un poco de ese tipo de fama. Aunque ha seguido trabajando, ya no tiene tanta tracción. Otro es Austin Butler, que tras su protagonismo absoluto en Elvis, hace tiempo que permanece en un segundo plano aunque siga formando parte de películas de éxito como Dune.