El primer ministro, Boris Johnson, invocaba la soberanía perdida con el Brexit cuando llegó la nueva cepa del coronavirus y dejó al Reino Unido prácticamente aislado. Francia incluso ha cerrado el Eurotúnel desde Dover, en el Reino Unido, lo que va a impedir que el transporte de productos perecederos como mariscos llegue a su destino a tiempo de las cenas navideñas. El comité de emergencia Cobra se ha reunido este lunes para afrontar esta crisis.

«Esto es una pesadilla antes de Navidad para muchos exportadores, sobre todo de alimentos. Hay millones de kilos de marisco en su camino a Dover que ahora tienen prohibido salir por al menos 48 horas», ha explicado James Withers, director de Alimentación y Bebidas de Escocia, en el programa Clyde 1.

El Eurotúnel cerró a las 23h para el paso desde el Reino Unido. Sigue abierto desde Francia, si bien muchos transportistas desistirán por temor a quedarse varados en el Reino Unido.

Las pérdidas serán millonarias. Solo dos empresas de mariscos calculaban que se iban a desperdiciar sus ventas por más de un millón de libras esterlinas.

El director de la Asociación de Transporte por Carretera, Rod McKenzie, se ha referido al efecto «devastador» de este cierre para la cadena de suministros, según informa The Guardian. «Hemos visto estos días enromes colas a los dos lados del Canal debido a las prisas por las Navidades y las dificultades del Brexit, y ahora estos cierres de fronteras van a echar a perder alimentos perecederos».

10.000 camiones al día desde Dover

Unos 10.000 camiones cruzan desde Dover al día. La industria del transporte por carretera está alarmada por los efectos en los suministros a supermercados.

Otro problema que se plantea es dónde pueden esperar estos camiones hasta que se abra el acceso. El Ministerio de Transporte ha preparado una zona en las inmediaciones del aeropuerto Manston, en Kent. Allí pueden instalarse unos 4.000 camiones.

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, ha pedido al primer ministro, Boris Johnson, que solicite una ampliación del periodo de transición a la UE. El Reino Unido y la UE aún negocian los términos de la relación futura, cuando la transición expira el último día de 2020. Según Sturgeon, la situación creada por la nueva cepa de coronavirus es de «extrema gravedad» y requiere «el cien por cien de nuestra atención».

Si el 1 de enero no hay acuerdo sobre la relación entre la UE y el Reino Unido, los términos serán los establecidos por la Organización Mundial de Comercio (OMC). Es decir, habrá aranceles, y para fijarlos habrá vigilancia en frontera, y más retrasos en las vías de acceso. El caos está servido.

Cientos de vuelos a España

Catorce países europeos han cerrado sus fronteras con el Reino Unido. Son Países Bajos, el primero en tomar esta medida, Bélgica, Italia, Alemania, Francia, Irlanda, Austria, Suiza, Portugal, República Checa, Bulgaria, Letonia, Lituania y Estonia.

El gobierno español está a la espera de que se adopte una decisión de toda la Unión Europea y se ha limitado a exigir más pruebas de PCR. El fin de semana llegaron 277 vuelos desde el Reino Unido y este lunes están previstos más de un centenar.

Este lunes se reúnen los embajadores permanentes de la UE, pero eso no ha impedido a otros países establecer restricciones preventivas. La nueva cepa de coronavirus detectada en el Reino Unido es siete veces más contagiosa.

Fuera de Europa han prohibido las conexiones aéreas con el Reino Unido varios países: Canadá, Argentina, Chile, Colombia y Perú.