Después de provocar el asalto al Capitolio de sus seguidores, el presidente Donald Trump ha pedido a sus seguidores que se vayan a casa. «Sé cómo os sentís pero iros a casa en paz». Sigue insistiendo en que le han robado las elecciones, pero afirma que han de respetar a la policía. «Somos gente de ley y orden».

Varios legisladores republicanos, y poco antes el presidente electo, Joe Biden, le habían instado a intervenir. De hecho, los manifestantes habían hecho caso de su llamamiento a asaltar el Capitolio.

Pocos minutos antes, el presidente electo, Joe Biden, ha intervenido desde Wilmington mientras aún estaba en curso el asalto al Capitolio. «Llamo a esta multitud que termine este asalto». Biden ha señalado que «la democracia en EEUU está bajo amenaza» y ha dejado claro que lo que ha sucedido es «un ataque a la ley».

Asegura que los que han protagonizado el asalto «no representan a Estados Unidos». Ha apelado al presidente Trump para que intervenga en televisión. «Pídales que paren. Esto no es una protesta. Es una insurrección».

Ha reconocido el presidente electo que estaba en shock. «El mundo nos está mirando. Estados Unidos tiene mayor capacidad de resistencia. Vamos a superar este momento. Los próximos cuatro años son el periodo de restauración de la democracia. Hemos de solventar los problemas, no inflamarlos».

Ha defendido unos Estados Unidos que son honor, tolerancia, respeto. «Es lo que somos y siempre hemos sido», ha reclacado. Y ha citado a Abraham Lincoln: «Somos la última esperanza en la Tierra».

Joe Biden ha recordado que la sesión del Congreso de este 6 de enero es una mera formalidad, donde no se puede revertir el resultado electoral.

Ha sentenciado al final: «Presidente Trump, renuncie».

Trump: ‘Recordad este día para siempre’

Poco después, Donald Trump ha vuelto a tuitear en un tono más bronco para asegurar que esto es «lo que pasa cuando unas elecciones ganadas de sobra se roban». Ha vuelto a pedir que los manifestantes se marcharan a casa «con amor y en paz», antes de terminar diciendo que este día sería recordado «para siempre».