Isidro Romero Carbo (Riobamba, 1942) es un empresario, un hombre que se presentaba como «el candidato fuerte de la derecha» en la primera vuelta electoral de las presidenciales en Ecuador. En la segunda, que se celebra este domingo, apoya a Andrés Arauz, el candidato de la izquierda a quien avala el ex presidente Rafael Correa, que se enfrenta al conservador Guilermo Lasso. Romero Carbo tiene doble nacionalidad, española y ecuatoriana, y reconoce que en España votaría al Partido Popular o a Vox.

«Quiero lo mejor para el país: en Ecuador apoyo a Arauz y en España al PP o a Vox», afirma sin ver contradicciones. Asegura que Arauz, a quien ve como un joven honesto, ganará claramente, «por más de diez puntos», a pesar de que en los últimos sondeos está muy igualado con el candidato conservador, el banquero Guilermo Lasso. «Si gana Arauz, a Ecuador le espera lo mejor. Si gobierna Lasso, será lo peor».

Sentencia que con Arauz al frente Ecuador podrá superar el periodo de Lenin Moreno. «Ha sido el peor presidente de la historia de Ecuador. Nunca hizo nada por el país. Es lamentable decirlo porque tuvo una gran aprobación. Sabíamos que era incapaz, pero no tanto».

Con el fin de abrir un tiempo nuevo se ha mostrado dispuesto a colaborar con Arauz, quien le ha ofrecido hacerse cargo de un gran organismo a cargo de la producción del país o bien ser embajador en España. Su padre ya fue embajador de España en Ecuador. Es algo que, según confiesa, tendrá que acordar con su esposa, la española Victoria Millán-Astray.

Hablamos a través de zoom con Isidro Romero el viernes, justo cuando se está acabando la campaña electoral. Está en Quito, a la espera de los resultados de las elecciones del domingo. Está convencido de que ganará Arauz. «Es un hombre joven que hará mucho por el país».

Pregunta.- Usted participó en la primera vuelta como candidato de Avanza, pero apenas logró el 2% de apoyos. ¿Por qué no fue comprendida su opción?

Respuesta.- Visité con mi mujer todo el país. Fue una alegría recorrer Ecuador. Todos los ciudadanos deberíamos hacerlo: conocer la pobreza también. Llegamos a lugares increíbles, de difícil acceso. El Consejo Nacional Electoral, como hizo otras veces, alteró los resultados. Fue una componenda en la que participó Guillermo Lasso. En su propia encuestadora figuraba en cuarto puesto. Y de la noche a la mañana apareció en segundo lugar. Pero ahora en la segunda vuelta Arauz le va a pegar una gran paliza al banquero.

A mi me robaron las elecciones… el Consejo Nacional Electoral es un centro de corrupción

A mi me robaron las elecciones. La encuestadora de Lasso declaró 48 horas antes que Arauz figuraba primero, luego Isidro Romero, después Yaku Pérez y en cuarto puesto, Guillermo Lasso. Y le preguntaron por quién votaría si no llega a la segunda vuelta y dijo que se inclinaría por Yaku, que no quiso su apoyo. Luego me dieron 1,87%. El CNE es un centro de corrupción. Su vicepresidente, el ingeniero Pita, es un hombre de Lasso con un sueldo en el Banco de Guayaquil. Yaku salió a las calles. Y lo dije: podría haber estado en segunda vuelta. A Lasso le regalaron el segundo puesto. La corrupción debe pensarse por primera vez en Ecuador.

Y digo algo más: yo dije en todas las entrevistas que nunca dejaré a Lenín Moreno ni nadie de su entorno saldrían del país hasta que no muestren la honradez en su gobierno, si yo llegaba a presidente. Jamás habrían permitido que yo llegara a la Presidencia. Eso me costó la Presidencia: ser un hombre valiente y decir la verdad. A mí lo que me interesa es que este país salga de la pobreza. No con títulos sino con acciones.

P.- Pero están muy cerca en los sondeos…

R.- No, no. Quieren mostrar que están empatados, pero Arauz le va a sacar una diferencia de diez puntos. Con Arauz siempre tuve buena relación. Por eso en la segunda vuelta me pidió que lo apoyara. Como gran empresario que soy, uno de los mejores del país… Y lo he hecho porque toda la oposición decía que la economía se iba al piso, y que la desdolarización era un hecho. Lo típico de un candidato sin escrúpulos. Ecuador no dejará la dolarización y hay que fomentar la producción. Ecuador es un país riquísimo: tenemos agricultura, ganadería, pesca (es el segundo país atunero más grande del mundo), petróleo y la minería. ¿Qué país no quisiera tener esta riqueza? Y solo somos 17 millones de habitantes.

El gobierno de Arauz va a trabajar para que no haya pobres y yo voy a colaborar…Si hay seguridad jurídica, vendrá mucha inversión

Aquí no debería haber pobres. Pero los malos manejos, las ineptitudes de los gobernantes, y la corrupción de este gobierno, no ha permitido eliminar la pobreza. Este gobierno de Arauz lo va a conseguir y yo voy a colaborar. Hemos hablado con fondos internacional y con inversores españoles. Mi ilusión sería hacer la gran autopista Guayaquil-Quito-Guayaquil. Todos están dispuestos a venir a Ecuador a invertir si hay seguridad jurídica.

P.- Sorprende que usted apoye a Arauz y no a Lasso, cuando es Lasso quien procede del sector privado, de la banca. Y Arauz es el ahijado de Rafael Correa, que como ex presidente algo tendrá que ver con la actual situación.

R.- Correa estuvo diez años y en los primeros cinco cambió el país para bien. Pero en los últimos cinco años fue un pésimo presidente. Arauz es un hombre joven, graduado en Estados Unidos, a quien le falta experiencia. Pero si se reúne con gente preparada lo hará bien.

Mi plan de gobierno, cuando lo vieron políticos y empresarios, lo consideraban un plan socialista. El socialismo se confunde. El humanismo debería primar en todo gobierno. Yo soy un empresario de derechas pero tengo interés por el pueblo; quiero que salgan de la pobreza. Estamos confundiendo el concepto de socialismo. Todo gobierno busca sacar a la gente de la pobreza.

Conozco bien a Guillermo Lasso, fue empleado mío… jamás votaría por un banquero al estilo de Lasso

Conozco bien a Lasso, fue empleado mío. Yo fui quien compró el Banco de Guayaquil. No hizo ninguna carrera. Lo conozco de memoria y jamás votaría por un banquero al estilo Lasso. No digo más porque no está presente.

P.- Pero la sombra de Rafael Correa planea sobre la candidatura de Arauz.

R.- Arauz es un hombre independiente. Respeta mucho a Correa. Pero cuando uno está en el gobierno uno hace lo que quiere. Tienen una magnífica relación y trabajarán por el bien de país. Arauz tiene su personalidad y no se casa con nadie. Lo peor que le puede pasar al país es que esté Lasso al frente y lo digo siendo un hombre de derechas. Lo mejor es que sea presidente Arauz porque es un hombre que no está contaminado, joven, independiente.

P.- ¿En qué papel se ve si gana finalmente Arauz?

R.- Arauz me ha propuesto, algo que he de estudiar, crear el Consejo Nacional de la Producción en Ecuador, encargado del Ministerio de Industria, Agricultura y Pesca. Quieren que me encargue de la producción y lo hacen porque he sido un empresario de éxito. He de pensarlo.

P.- ¿Usted está afincado en Madrid?

R.- Para mí España es el mejor país del mundo. Olvídense de la política yo les diría a los españoles.

P.- Pero si usted se dedica ahora a la política.

R.- Solo dos veces he estado en política, antes fui diputado y ahora que he optado a la Presidencia. La política está llena de engaños y traiciones. He de pensar la oferta de Arauz. Me tienta mucho ayudar a mi país, aunque nadie reconocerá si lo hago. Si lo hago, diré que tuve la oportunidad de servir a mi país.

P.- ¿Cómo puede mejorar España la relación con Ecuador?

Si llego a ser ministro plenipotenciario, siempre tendremos las mejores relaciones entre Ecuador y España

R.- También Arauz me ha ofrecido ser ministro plenipotenciario en España. Creo que podría hacer una gran labor. Mi padre era español. Yo fui pilarista, estudié diez años en Madrid. Si llego a ser ministro plenipotenicario, siempre tendremos las mejores relaciones entre Ecuador y España. Los embajadores han de ir más allá de la política, en la cultura, en la sociedad, en el mundo empresarial…

P.- ¿Qué ha de mejorar el gobierno español en la relación con Ecuador?

R.- Ha hecho mucho. Hace 35 o 40 años dependíamos de los americanos. Eso ha cambiado. Hay mucha inversión española y mucho interés. Hay que darles a los inversores toda la seguridad jurídica. Ecuador es un país que recién empieza en infraestructuras, minería, petróleo… Ecuador es un país atractivo. Uno de los grandes empresarios españoles me dijo que Ecuador era ideal para invertir porque tiene recursos para pagar. Y es cierto. Nadie pone su dinero donde no hay recursos.

P.- En España, si estuviera en política, ¿a quien apoyaría?

R.- Siempre voy con el Partido Popular. O Vox. Lo ven como la ultraderecha. Yo considero que Vox es u partido d principio, de valores, que quiere hacer algo por el país. Lo mismo que el PP, pero creo que en el PP ha fallado el liderazgo.

P.- Sorprende que una persona que respalda al PP o Voz, apoye a Arauz, alguien que va a enmarcar a Ecuador en la línea de la izquierda latinoamericana.

R.- Tanto Casado como Abascal quieren eliminar la pobreza en el país. Y si preguntas a un socialista también. Eso es lo humano. En la vida hay que ser franco. A todos nos gusta vivir bien y los socialistas pueden decirlo. Pero España es un país socialista y quien rompió los esquemas fue Aznar. No confundamos querer hacer algo por el pueblo con ser socialista. El sentimiento de un presidente debería ser hacer progresar al país.

P.- Esté donde esté va a ser revolucionario.

R.- Toda mi vida lo he sido. Me he dedicado al fútbol. Durante 15 años he sido presidente del Barcelona, un equipo muy popular. Logramos ocho campeonatos, dos vicecampeonatos, hice el mayor estadio de América Latina, que lleva mi nombre…. Me he dedicado al deporte, he sido empresario, también político en un par de ocasiones. Estoy satisfecho. Y siempre supe retirarme a tiempo. Como presidente del Barcelona me fui a los 15 años con lágrimas en los ojos.

P.- Pocos políticos saben retirarse a tiempo.

R.- Les encanta el poder. Y están equivocados. El poder es para un momento, no para toda una vida. Ahí vienen los grandes fracasos. Hay que saber retirarse.