Los ecuatorianos en España han votado claramente por el correísmo. Andrés Arauz, a quien apoyaba el ex presidente Rafael Correa, ha logrado el 66,65% de los votos en España, 35.442 sufragios. El banquero Guillermo Lasso ha conseguido el 33,35%, 17.738.

Han votado nulo, la opción que defendía Yaku Pérez, desbancado de esta segunda vuelta, 10.798 personas, según informa el Consejo Nacional Electoral (CNE) en su página web.

En Ecuador, sin embargo, Lasso ha sido el vencedor y será el nuevo presidente. En su tercer intento, ha conseguido imponerse a Arauz. Partió con una desventaja de 13 puntos y ha logrado remontarla.

Lasso ha superado los 4,5 millones de votos, un 52,4%, mientras que Arauz ha obtenido 4,09 millones, un 47,59%. Arauz ha reconocido su derrota. Han votado nulo 1,7 millones de ecuatorianos.

«Todos nos beneficiaremos con el cambio. Un cambio en el que nadie ha de perder miedo», dijo Lasso, al saberse vencedor. Asumirá como presidente el 24 de mayo.

Arauz gana en Madrid, Barcelona y Murcia

Madrid, Barcelona y Murcia son los principales enclaves de ecuatorianos en España. En las tres ciudades, así como en Valencia, Palma de Mallorca, y en Andalucía, ha vencido Arauz. Correa tiene buena imagen entre los ecuatorianos emigrantes.

En España están censados cerca de 180.000 ecuatorianos, un 43% del voto en el exterior, que no es obligatorio. En Ecuador sí lo es. El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, ha felicitado a Lasso por su victoria.

En primera vuelta también fue Andrés Arauz el favorito en España. Arauz fue ministro con el ex presidente Rafael Correa, quien soñaba con volver a su país una vez que su aliado estuviera en el poder.

La victoria de Lasso pone fin a 14 años de victorias del correísmo. Es un varapalo para la izquierda en Latinoamérica. Lasso ya había intentado ser presidente frente a Correa en 2013 y luego frente a Lenín Moreno en 2017.

Nada hacía prever en primera vuelta que sería el ganador. Incluso estuvo a punto de no pasar a la segunda ronda, ya que Yaku Pérez, líder del movimiento indígena, reclamó que le correspondía a él disputar la Presidencia con Arauz. Finalmente, fue Lasso, pero Yaku Pérez se negó a dar su apoyo a ninguno de los otros dos candidatos. Abogó por el voto nulo.

Aún así Lasso tendrá difícil gobernar ya que su formación política, CREO, no tiene mayoría en la Asamblea Nacional.