El Brexit sigue siendo un divorcio de pesadilla. El Gobierno británico, liderado por Boris Johnson, quiere renegociar lo ya acordado, a lo que se opone radicalmente la Unión Europea. Exige un «nuevo» protocolo para las dos Irlandas, con el argumento de que «no funciona» y fue redactado a la carrera. Bruselas presenta este miércoles una propuesta para simplificar el actual protocolo, según informa la agencia Europa Press.

El ministro británico del Brexit, David Frost, ha anunciado en un discurso en Lisboa que el Reino Unido enviará un nuevo texto legal a los socios de la UE con cambios relevantes sobre el régimen del Ulster. El Reino Unido se niega a cumplir las salvaguardas previstas en el acuerdo del Brexit. Fueron una condición sine qua non para evitar una frontera visible entre Irlanda e Irlanda del Norte, lo que pondría en peligro los Acuerdos de Paz de Viernes Santo.

El Ejecutivo comunitario ha anunciado soluciones «creativas y sólidas» que presenta este miércoles. El vicepresidente de la Comisión responsable de las relaciones con Reino Unido, Marcos Sefcovic, dejó claro hace unos días que la UE en ningún caso aceptará renegociar el protocolo existente, pero que sí hay voluntad por hallar soluciones «pragmáticas» que desbloqueen la situación.

Boris Johnson está en horas bajas. Un informe reciente critica severamente al gobierno británico por su actuación en la primera hora de la crisis del coronavirus. El Reino Unido optó por no poner restricciones y eso causó numerosas muertes. El premier ha recibido un aluvión de críticas por irse de vacaciones a Marbella cuando el país está aquejado por una grave escasez de sumnistros que él insiste que no tiene que ver con el Brexit.