El ex presidente de Estados Unidos George W. Bush tuvo un tremendo lapsus el miércoles por la noche al confundir la invasión de Irak con la de Ucrania.

Bush, el presidente estadounidense que ordenó en 2003 la invasión de Irak para derrocar a Sadam Hussein, se lanzó a criticar a Vladimir Putin por la guerra en Ucrania, pero en un momento dado el subconsciente le jugó una mala pasada.

«En Rusia, los oponentes políticos están en prisión o eliminados de participar en el proceso electoral. El resultado es una ausencia de controles y equilibrios en Rusia y la decisión de un hombre de lanzar una invasión totalmente injustificada y brutal de Irak… Quiero decir de Rusia«, dijo el ex presidente.