Internacional

Argelia considera que España está rectificando su cambio de posición sobre el Sáhara

El presidente de la República de Argelia Abdelmadjid Tebboune en una imagen de archivo. EP

El presidente de la República de Argelia Abdelmadjid Tebboune ha declarado este sábado que, a su juicio, «España ha comenzado a volver a la decisión europea en el asunto del Sáhara Occidental» en referencia a la intervención de Pedro Sánchez en la Asamblea General de la ONU.

«Parece que España ha comenzado a volver a la decisión europea en el asunto del Sáhara Occidental», ha señalado Tebboune durante un discurso en una reunión del Gabinete. «La cuestión del Sáhara Occidental es una cuestión de principios y está registrada en el comité de descolonización de las Naciones Unidas», ha insistido.

Argelia llamó a consultas a su embajador en Madrid el pasado marzo tras la publicación de una carta de Sánchez al rey marroquí Mohamed VI en la que apoyaba el plan de autonomía marroquí para la ex colonia española. El giro copernicano provocó una crisis diplomática entre Argelia y España, la más grave en años, que aún se mantiene. Argel ha congelado el comercio exterior con España y dio por roto el tratado de buena vecindad.

«No codiciamos la tierra de otros, y no podemos apoyar el colonialismo», ha manifestado el presidente argelino en referencia a la política expansionista de su enemigo regional, Marruecos.

Consultadas por El Independiente, fuentes de Exteriores español han declinado este domingo pronunciarse sobre el discurso del presidente argelino, ofrecido a última hora de este sábado. Desde el ministerio remiten a la rueda de prensa que ofrecerá José Manuel Albares este lunes para conocer la reacción a las declaraciones de Argel.

Sánchez evitó referirse al cambio en la ONU

Sánchez defendió el jueves en su discurso ante la Asamblea General de la ONU que haya para el Sáhara Occidental «una solución política mutuamente aceptable y en el marco de la Carta de las Naciones Unidas y de las resoluciones del Consejo de Seguridad», informa Efe.

Lo más llamativo de la intervención de Sánchez es que no hubo la menor mención al cambio de postura de España sobre el conflicto el pasado marzo, cuando el gobierno de Sánchez dijo por vez primera que el plan marroquí de autonomía era «la base más seria, creíble y realista» para la resolución de esta disputa.

En su discurso de hoy, Sánchez afirmó que «no podemos arrastrar conflictos del pasado», tesis repetida por la diplomacia española para sustentar el nuevo giro, que supone renunciar al principio del referéndum de autodeterminación reclamado por el Frente Polisario.

El presidente del gobierno precisó que España sigue apoyando «la labor fundamental del Enviado Personal del secretario de la ONU», Staffan de Mistura, que pronto cumplirá un año en el cargo sin haber conseguido mover ni un ápice un conflicto totalmente estancado por las posturas maximalistas de Marruecos y el Polisario.

Sánchez no olvidó recordar que su gobierno «seguirá apoyando a la población saharaui en los campamentos, como ha hecho siempre, siendo el principal donante internacional de ayuda humanitaria» para la población de refugiados de los campamentos de Tinduf, en el sur de Argelia.

Te puede interesar

Comentar ()