Internacional

El Guerguerat y la lucha por la soberanía en el Sáhara Occidental

Después de tres semanas de manifestaciones pacíficas organizadas por civiles saharauis en la región de El Guerguerat, en el extremo sur del Sáhara Occidental, donde impidieron el paso de camiones que transportaban los recursos saharauis saqueados hacia países africanos, el ejército marroquí atacó a los manifestantes en la madrugada del 13 de noviembre, rompiendo así un acuerdo de alto el fuego que duró veintinueve años.

El evento comenzó con la subestimación de la reacción del Frente Polisario y un intento de imponer una nueva realidad que obligara a las dos potencias coloniales de la región, España y Francia, a respaldar a Marruecos para resolver el conflicto a su favor, y ejercer presión popular sobre el Frente Polisario para debilitarlo.

¿Por qué El Guerguerat? 

Marruecos ha convertido esta área en un punto de paso para sus bienes y productos hacia el mercado africano, como alternativa a los puentes aéreos cuyas perspectivas se redujeron con el colapso de sistemas aliados que solían ser un alivio económico y un fuerte respaldo para controlar a sus células terroristas, que no son más que manos destructoras para justificar la presencia colonial francesa.

Estas transformaciones son una señal de un cambio profundo en la región

De este modo, El Guerguerat se convirtió en una alternativa estratégica para el servidor de los intereses occidentales en la región, a través del cual pasa sus productos, desde cáñamo procesado hasta los recursos saqueados del Sáhara Occidental, para fortalecer su presencia y dominio en la región.

Si bien Francia busca mantener la situación actual y fortalecer la posición de su aliado funcional para garantizar su dominio en el oeste africano, España, ya sea por su élite política de derecha o izquierda, ve en la proximidad de una "estado fallido" una amenaza para su seguridad, estabilidad y debilitamiento económico.

Estas motivaciones han sido durante décadas la base de los enfoques políticos tanto de Francia como de España hacia Marruecos, y ambas han respaldado la postura marroquí con respecto al Sáhara Occidental.

En el contexto de los cambios regionales y las transformaciones

La influencia francesa ha disminuido claramente y ha llevado a cambios significativos en las dinámicas políticas y económicas, ya que cuatro países costeros buscan aliados alternativos (Centro de África, Mali, Burkina Faso y Níger).

Estas transformaciones son una señal de un cambio profundo en la región, indicando un deseo real de independencia y desarrollo sostenible, lejos de la explotación económica que duró décadas. 

Estos cambios representan una transición importante en la escena regional y son una señal de un cambio en el corazón de Sahel Áfricano hacia la independencia y el fortalecimiento del desarrollo sostenible. 

El lento cambio, aparentemente, es consciente, reflexivo y preciso en la toma de decisiones,  sirve a los intereses de las personas de la nueva élite que se presenta como revolucionaria en una nueva era que rompe con el pasado y establece nuevas políticas que anticipan un futuro brillante para esas naciones, aunque puede parecer una aventura para los "pragmáticos razonables" que temen las montañas y prefieren vivir en agujeros.

Activistas saharauis en El Guerguerat en 2020.

Los valores de liberación en África

La lucha en el Sáhara Occidental tiene un gran impacto en los valores de liberación en África en general. Esta lucha refleja un compromiso con los derechos humanos y la autodeterminación, que fueron fundamentales para los movimientos de liberación previos en el continente africano.

Los saharauis buscan cambiar las posturas de la comunidad internacional

Los valores de liberación están vinculados a la defensa de la dignidad humana y los derechos de los pueblos a determinar su propio destino. Por lo tanto, la persistencia de los saharauis en su lucha por sus derechos está en línea con los valores de esos movimientos históricos. Los saharauis buscan cambiar las posturas de la comunidad internacional, que ha permanecido en silencio durante más de 30 años frente a las violaciones de Marruecos y sus aliados a las normas del derecho internacional y la ética. Apoyar esta lucha refleja la posibilidad de lograr cambios reales en el Sáhara Occidental y su lucha por la justicia y la libertad.

Los valores de liberación en África tienen un significado más profundo en el contexto del Sáhara Occidental, donde representan un importante punto de apoyo para lograr la solidaridad continental y fortalecer la capacidad de los pueblos para determinar su propio futuro. Esto ha sido respaldado anteriormente por la Unión África y se refuerza aún más hoy con una África libre de cualquier influencia o dominación occidental. La resistencia saharaui se presenta como un ejemplo digno de atención, mostrando cómo los valores de liberación pueden ser un fundamento para el cambio y el desarrollo en el contexto del conflicto continental.

El papel influyente

Destaca el papel de actores influyentes que pueden dirigir los acontecimientos en el Sáhara Occidental hacia la consecución de la independencia y la justicia. Sudáfrica, con su historia destacada en la lucha contra el apartheid y sus injusticias, representa un modelo inspirador que promueve los valores de liberación y desempeña un papel vital en apoyar al Sáhara Occidental, ya sea a través de la diplomacia o proporcionando respaldo político y financiero .

Por otro lado, Argelia desempeña un papel central como un organizador regional y defensor de los derechos de los pueblos, dado su ilustre historial de luchar contra colonialismo y enfrentarse a sus secuelas en África. Desde su independencia, ha mantenido una estrecha relación con todos los movimientos de liberación africanos, incluido el Congreso Nacional Africano, y considera sus posturas sobre la cuestión saharaui como una continuación de esta perspectiva, a pesar de las diversas presiones ejercidas por las potencias occidentales.

El papel influyente se extiende también a la comunidad internacional, donde los países y las instituciones internacionales pueden desempeñar un papel efectivo al presionar para lograr un arreglo justo y respaldar el derecho a autodeterminación del pueblo saharaui. La colaboración de esfuerzos a nivel local, regional e internacional puede tener un impacto significativo en dirigir al Sáhara Occidental hacia un futuro caracterizado por la paz y la justicia.

El retorno a la soberanía

Después de 47 años de su invasión y ocupación del Sáhara Occidental, Marruecos no ha logrado sus objetivos. A pesar de sus demandas parciales sobre el Sáhara Occidental, como dividirlo con Mauritania y ocupar la parte de la que este último se retiró, no ha logrado convencer a Occidente de respaldar firmemente sus reclamaciones sobre esta región. Al menos, las potencias occidentales no buscan expresamente destacar su apoyo a Marruecos, que se ha visto obligado a amenazar a todos los países que no reconocen su soberanía sobre el Sáhara Occidental con la pérdida de sus intereses.

El Sáhara Occidental merece ser un lugar donde el pueblo recupere sus plenos derechos

El chantaje político ha persistido durante décadas, pero hoy en día no encuentra oídos receptivos, especialmente después de que la comunidad internacional se diera cuenta de que los saharauis están seriamente comprometidos en su regreso a su patria. Esto podría desencadenar una nueva fuente de tensión, debilitando los esfuerzos occidentales para contener a las potencias emergentes, que acechan en cada esquina para debilitar la influencia colonial occidental y reinstaurar un mundo multipolar.

En conclusión, la recuperación de la soberanía por parte de los países de Sahel refleja la continuación de la lucha contra la dominación y la explotación colonial. Este cambio requiere la determinación de construir instituciones fuertes y fortalecer la conciencia de los valores liberadores y los derechos humanos. El Sáhara Occidental merece ser un lugar donde el pueblo recupere sus plenos derechos y soberanía después de décadas de dominación y explotación colonial, y representa una piedra angular para comprender las luchas actuales en la región africana. La colaboración de esfuerzos locales, regionales e internacionales puede tener un impacto significativo en guiar.


Ahmed Ettanji es periodista y defensor de derechos humanos saharaui además de presidente de Equipe Media.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar