No parece que sea fruto de su magistral gestión y liderazgo. Desde luego, no es una consecuencia de su diplomacia ni de sus comentarios en redes sociales. Pero parece que Donald Trump tiene ante sí una oportunidad única de ser recordado por una importantísima gesta internacional: la posibilidad de llegar a un acuerdo de desnuclearización con Corea del Norte.

El propio Trump acaba de reconocer el viernes, también a través de Twitter, que se reunirá el próximo mes de mayo con el líder norcoreano para negociar una desnuclearización que podría conseguir que Kim Jong-un pusiera fin a su amenazante programa nuclear.

Esta reunión es totalmente inédita e inesperada, especialmente tras los numerosos ataques que el líder norcoreano y el estadounidense se han dedicado vía redes sociales en los últimos meses, y será la primera de un presidente de EEUU en reunirse con un líder de Corea del Norte.

Corea del Norte tiene un largo historial de promesas similares rotas, muchas derivadas de la necesidad de ayuda humanitaria”

Pese al anuncio de Trump, la noticia se ha recibido con un cierto escepticismo en EEUU. No hay que olvidar que Corea del Norte tiene un largo historial de promesas similares rotas, muchas de ellas derivadas de la necesidad de ayuda humanitaria para combatir hambrunas.

En esta ocasión, coincide que los medios estadounidenses empezaron a comentar hace unos días la presunta falta de productos básicos en Corea del Norte, debida precisamente a las sanciones impuestas por Washington.

Trump, en su línea habitual, no ha querido mostrarse blando ante la opinión pública y ya había asegurado los días previos al anuncio que por primera vez “un esfuerzo serio está siendo llevado a cabo por las partes involucradas”, pero ha dejado claro que Estados Unidos “sigue listo para ir con firmeza en cualquier dirección”, al tiempo que mostraba muy abierta la opción del conflicto militar con la que lleva meses coqueteando.

En dos meses viviremos un encuentro inédito entre dos líderes que asustan al mundo por conjugar excentricidad y poder, y sería curioso que un presidente del perfil de Donald Trump fuera precisamente quien llegase a un acuerdo de paz con Kim Jong-un. Pero en política todo es posible… y si no, que se lo pregunten a Trump.


Miguel Angel Rodríguez Caveda es el único periodista español ganador de 3 Premios Emmy en EEUU y en la actualidad es Presidente para EMEA de la Agencia de Comunicación 3AW.