Este pacto vergonzoso e imposible de justificar y ni siquiera de explicar por mucho esfuerzo que le pongan el presidente del Gobierno y algunos de sus ministros va a seguir produciendo oleadas de información y de análisis sobre las consecuencias de lo perpetrado el miércoles de la semana pasada en la trastienda del debate político que se estaba celebrando en esos momentos en el Congreso.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate