Vox salvó el jueves al Gobierno de una humillante derrota en el Congreso. La mayoría Frankenstein saltó por los aires tras la decisión de ERC de votar en contra del decreto sobre los fondos europeos, una jugada con la vista puesta en las elecciones catalanas. Por el mismo motivo (alejarse de Sánchez lo más posible antes del 14-D), el PP y Ciudadanos votaron también en contra. Así que fue la abstención de Vox la que permitió que el decreto saliera adelante para sorpresa de la mayoría de los diputados del Congreso y de los periodistas que cubren la información parlamentaria.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate