Por si la reñida precampaña de las elecciones autonómicas madrileñas del próximo 4 de mayo no acumulaba ya suficiente crispación política, en los últimos días se ha unido a esa tensión un elemento nuevo: el habitual embrollo a cuenta de los debates televisivos. El ‘tira y afloja’ entre Díaz Ayuso, candidata a la reelección, y el resto de los aspirantes, se ha resuelto, de momento, con la aceptación de un debate el próximo miércoles 21 de abril en Telemadrid, la televisión pública de todos los madrileños. Pero por encima de la polémica concreta de cada ocasión… ¿qué aportan este tipo de formatos?, ¿cuáles son sus ventajas y sus inconvenientes?, ¿cuáles son las claves para salir victorioso de los mismos? Intentaré desvelarlo en este artículo.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate