Si analizamos los sondeos que se están publicando, incluso si leemos la prensa francesa, uno de los nombres que aparece constantemente ahora es Valérie Pécresse, candidata de Los Republicanos (LR). El partido que se considera heredero del gaullismo, y que proviene de la refundación de la UMP, Union pour un Mouvement Populaire. Y este a su vez viene del histórico Rassemblement pour la République, PRP, que en 1976 se consolidó como continuador del gaullismo en sus vertientes social y liberal. Y es importante retroceder hasta Charles de Gaulle, Georges Pompidou, Valéry Giscard d’Estaing, Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy para entender a Valérie Pécresse.

Su abuelo, Louis Bertagna, era médico de la Resistencia Francesa durante la ocupación nazi de Francia, y más adelante médico personal del escritor André Malraux. Su padre, Dominique Roux, fue un importante gestor de las telecomunicaciones. Ingresó en la ENA, la Escuela Nacional de Administración en la promoción 1990-1992. Y cuando Valérie Roux se casa en 1994 con Jérôme Pécresse cambia su apellido y pasa a formar parte de los círculos más próximos a Chirac.

Es una mujer que procede de la alta alcurnia republicana de la V República de De Gaulle y al mismo tiempo se declara rebelde frente a lo indiferente

No es por tanto una figura de la que no se sepa de dónde sale, ni es la renovación política. Es una mujer que procede de la alta alcurnia republicana de la V República de De Gaulle, y al mismo tiempo se declara rebelde frente a lo indiferente.

Fue alta funcionaria del Consejo de Estado de 1992 a 2015, asesora de Jacques Chirac en 2002, diputada por Yvelines, ministra de Educación Superior y de Investigación, portavoz del gobierno y ministra de Presupuesto con Nicolas Sarkozy, consejera Regional de Île-de-France, presidenta del Consejo Regional de Île-de-France. Además, ostenta la Legión de Honor desde 2019 por sus veintisiete años de servicio público, como también es Gran Oficial del Orden del Mérito de la República Italiana, Comandante de la Orden Nacional de Costa de Marfil, y también tiene la Orden del Sol Naciente, de Japón.

En 2017 montó una plataforma para que el votante de Los Republicanos no se fuera a Le Pen o Macron, después de las presidenciales y legislativas. En 2019 se convirtió en partido político, saliendo ella de LR, y volviendo por las primarias del partido en 2021. Y es allí donde salta la sorpresa, derrota a Xavier Bertrand, y pasa a la segunda vuelta junto con el más votado, Eric Ciotti, que representaba la línea más conservadora del partido. Bertrand, Juvin y Barnier le dan su apoyo, porque consideran que Ciotti es demasiado cercano a Zemmour para plantearse como una alternativa a Macron, y gana. El 4 de diciembre es nombrada candidata a las elecciones presidenciales de 2022. 

Pécresse forma parte del ala derecha del partido, aun así, siempre ha afirmado que, aun teniendo la posibilidad, nunca derogaría la legislación vinculada al matrimonio homosexual, derechos civiles y legislación social. Es una candidata que mezcla la tradición liberal de su formación, pero al mismo tiempo es fiel a los principios de un Estado fuerte para proteger y defender a sus ciudadanos. Es decir, la línea del partido en los tiempos de Giscard d’Estaing y Jacques Chirac. El partido que votaron el 52,64% del electorado en las elecciones presidenciales de 1995, el último septennat (período presidencial de siete años) que existió en Francia. Y es el mismo 53% que votó a Nicolas Sarkozy. Pécresse aspira al 53% del voto que su formación un día obtuvo. 

Y es en este discurso de recuperación del pasado y construir el presente para un mejor futuro, de la mayoría gaullista, donde ha encontrado su estilo propio. Y no solamente esto, sino un cierre total de filas alrededor del país. Salvo las dimisiones en el sur por rivalidades entre Ciotti y Estrosi, alcalde de Niza, siendo este último quien dejó el partido y se ha posicionado por Macron, el resto del partido apoya a Pécresse. Hasta el punto de que Ciotti, que representa el ala más a la derecha de LR, montó su plataforma llamada A la derecha para frenar la salida de votos hacia Le Pen y Zemmour. Parece ser que ha conseguido su propósito, según las encuestas.

¿Y donde ha llevado este freno de perder votantes por la derecha? A que ahora según las encuestas Pécresse sea candidata a la segunda vuelta, y haya remontado en las encuestas. Queda dibujado pues un doble escenario: el primero en la rivalidad Pécresse vs. Macron, y el segundo es Le Pen vs. Zemmour. Y ahí está la fortaleza de la candidata de Los Republicanos, ya que consigue ser la alternativa creíble al quinquenio de Macron. Pero de lo general pasemos a lo concreto, y analicemos qué ha propuesto hasta ahora la candidata de LR desde que empezó la campaña.

Lo primero que hizo, antes de cualquier mitin, fue reunirse con todos los candidatos de las primarias del partido en sus distritos: Ciotti, Bertrand, Bernier y Juvin. Logró así reunir a todas las facciones, dándoles importancia a cada una de ellas bajo el lema de restablecer la unidad del partido. Y entonces empezó la campaña con un mitin en París a los cargos electos del partido, bajo el lema de restaurar el orgullo francés. Sus ideas principales son combatir el extremismo y el inmovilismo; el primero, representado por Zemmour y Marine Le Pen, y el segundo por Macron, ya que considera que ha llevado al país a la decadencia. Y se presenta con el principio de rehacer la nación francesa. 

 A diferencia de Zemmour y Le Pen no considera que la nación está en peligro, ni haya de ser salvada, sino que está en decadencia y se tiene que rehacer para que vuelva a ser un país «de primera». Su discurso tampoco es euroescéptico, está completamente a favor de la integración europea, pero sí de recuperar también el peso de los Estados en la misma, que no se tomen las decisiones como se hace ahora. Al mismo tiempo considera que Macron no protege a los intereses de los pescadores franceses contra los británicos.

Pécresse se comprometió a acabar con acabar con los barrios-gueto en diez años y establecer nuevos barrios con un nuevo urbanismo y mayor seguridad

Quizás uno de los puntos más importantes de la campaña fue el que presentó en Meaux, acompañada de un histórico líder de la derecha francesa gaullista, también del círculo de Jacques Chirac, Jean-François Copé, actualmente alcalde de Meaux. Pécresse se comprometió el miércoles a que, si era elegida, en diez años acabaría con los barrios-gueto, y establecería nuevos barrios con un nuevo urbanismo y mayor seguridad.

La campaña electoral de Pécresse empezó el 12 de diciembre cuando hizo el acto de París a los cuadros del partido, hace una semana. Y en estos pocos días ya es la candidata que puede ser la alternativa a Emmanuel Macron. Si pasara a la segunda vuelta, pondrá en un aprieto al presidente de la República.

La pésima candidatura de François Fillon en 2017 hizo que el partido tuviera uno de los peores resultados de la historia, y no pasó a segunda vuelta. Se calcula que casi una quinta parte del voto se fue a Macron, lo que garantizó su pase a segunda vuelta. Y ese voto tan volátil con Pécresse volverá. Además, parte de la izquierda que votó a Macron por la sorpresa de la primera vuelta por los buenos resultados de Marine Le Pen, no se movilizaría si es Pécresse quien disputa la Presidencia a Macron.

Así pues, la movilización de las bases del partido gaullista puede consolidar una segunda posición frente a Macron. Y al mismo tiempo desmarcarse de los debates entre Le Pen y Zemmour, aunque a través del ala conservadora del partido, formada por Ciotti, adopten parte del discurso de ambos candidatos ultra con matices para captar aun más voto. Sea por la derecha conservadora, o sea por los antiguos votantes que votaron LREM y Macron.

Como dijo en el primer mitin, ella no dejaba de ser nacida el 14 de julio, y por lo tanto los valores de la república los llevaba consigo. Si miramos la tendencia de las encuestas, esta campaña, que durará hasta las elecciones en abril. Serán de las que hacen historia.


Guillem Pursals es politólogo, Máster en Seguridad, especialista en conflictos, seguridad pública y Teoría del Estado.