La Federación Española de Baloncesto (FEB) pagó 190.000 euros en cinco años a José Luis Sáez en concepto de «comisiones» por la captación de patrocinios pese a que gozaba de un salario base de 186.815 euros al año, más del doble de lo que gana Mariano Rajoy (78.996 euros) como jefe del Gobierno.

Éste es uno de los gastos analizados en la auditoría complementaria que el Consejo Superior de Deportes (CSD) ordenó realizar a finales del pasado año tras recibir una denuncia del Comité de Auditoría, Control y Seguimiento de las cuentas de la FEB en la que alertaba de que Sáez había hecho un uso indebido de fondos federativos, procedentes en parte del presupuesto público. El contenido de esta auditoría ha sido determinante para que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) haya puesto los hechos en conocimiento de la Fiscalía General del Estado, como desveló este viernes El Independiente.

Entre 2011 y 2015, José Luis Sáez tuvo un coste para la Federación de 1.275.425 euros, cantidad que en un 68,11% -868.745 euros en cifras absolutas- corresponde a sueldos. La segunda partida más cuantiosa es la referida a las retribuciones percibidas por el ya ex presidente en concepto de “comisiones”, a razón de 30.000 euros en 2011 y 40.000 euros anuales entre 2012 y 2015. En total, 190.000 euros brutos, a los que se practicaron retenciones por importe de 36.900 euros.

En el documento de cuentas anuales, que puede consultarse en su página web, la FEB evita utilizar el término “comisión” cuando desglosa las retribuciones abonadas a los miembros de los órganos de gobierno. Por el contrario, se refiere a dichos ingresos como “otras remuneraciones”.

La asamblea de la FEB dio el visto bueno a que el presidente cobrara este ‘sobresueldo’ cada año

Sí es más explícita la FEB en las actas de las asambleas generales ordinarias, órgano que dio el visto bueno a estos incentivos para Sáez. En concreto, en la de 2014 (celebrada el 31 de mayo), se detalla que el presidente cobraría este plus como «retribución por la gestión de la organización del Mundial 2014 de selecciones nacionales de baloncesto masculinas» y, en la de 2015 (el 30 de mayo), «por la captación de donantes y gestión del programa ‘Universo Mujer 2015-2017’ y por la organización de la Copa del Mundo de selecciones femeninas España 2018».

Que Sáez cobrara “comisiones” al margen de su salario es un aspecto que llama la atención del auditor, que le dedica un subcapítulo en su informe. Pese a que la asamblea de la FEB acordó retribuir las actuaciones para la obtención de patrocinios, el técnico entiende que dichos servicios se engloban dentro de las funciones propias del presidente y, por tanto, tendrían que tener la consideración de rendimientos del trabajo personal.

Y llega a esa conclusión atendiendo a los propios estatutos de la Federación. El artículo 24 c atribuye al presidente la facultad de “(…) otorgar, formalizar, reconocer, modificar, aceptar, impugnar, resolver, rescindir y denunciar toda clase de contratos de adquisición de bienes y de prestación de servicios en nombre de la Federación, salvo los relativos a la adquisición y gravamen de bienes inmuebles (…)”.

Sáez cobró «comisiones» por buscar socios pese a fichar a una empresa para hacer esta labor

Llama la atención que el presidente percibiera este sobresueldo por captar patrocinios cuando la FEB firmó un contrato con Carat para este mismo cometido y por el que se comprometía a pagarle a la firma perteneciente a la multinacional Dentsu-Aegis una comisión del 10%, primero, y después del 12%. Éste era uno de los aspectos también incluidos en la denuncia presentada ante el CSD a finales del pasado año, si bien el auditor no se manifiesta en su informe.

La Federación de Baloncesto captó numerosos patrocinadores con motivo de la celebración de la Copa del Mundo 2014, celebrada del 30 de agosto al 14 de septiembre en seis sedes repartidas por el país. Así, cerró acuerdos al menos con Beko (patrocinador principal); Caixabank, Endesa, Iberia y San Miguel (patrocinadores del evento) y Mutua Madrileña y Viajes Halcón como promotores nacionales. Según se detalla en la auditoría, la entidad ingresó por patrocinio en cuatro años (2011-2014) a través de su fundación 1.119.491,26 euros, de los que el 41,2% (461.907,26 euros) se contabilizaron en 2011.

El técnico también muestra su sorpresa por el hecho de que la Federación pagara los gastos de manutención, estancia y desplazamientos de José Luis Sáez y “simultáneamente” devengara dietas a favor del presidente por dichos conceptos”. Concretamente, el dirigente deportivo percibió dietas por un montante de 76.887 euros sólo entre 2011 y 2015.

Alquiler de vivienda

Junto al sueldo, las dietas y las comisiones, la FEB también se hizo cargo de otros gastos generados por el anterior presidente, sucedido en el cargo el pasado 9 de julio por el ex jugador internacional Jorge Garbajosa. En concreto, le abonó el alquiler del apartamento madrileño en el que Sáez –de origen pacense, pero afincado en Sevilla- pernoctaba cuando se encontraba en la capital y los gastos de limpieza del mismo. En cinco años, la Federación pagó por estos conceptos 139.792 euros.

No sólo al presidente. La FEB, igualmente, corría con los gastos de arrendamiento de las viviendas en las que residían al menos otros dos directivos más: Luis Giménez, secretario general y director económico, y Francisco Barranco, director de eventos.  En total, el desembolso ascendió a 142.690 euros.

De la documentación aportada por la Federación no se deduce que estas remuneraciones en especie se comunicaran a la Agencia Tributaria a efectos de su correspondiente liquidación, circunstancia que -observa el auditor- podría suponer una «contingencia de carácter fiscal» en caso de una inspección por parte del organismo estatal.

La auditoría también ha puesto la lupa a los gastos de restauración reflejados en las cuentas y ha detectado que 17.605 de los 733.746 euros a los que asciende la factura en el cuatrienio 2011-2014 están relacionados con consumiciones realizadas en restaurantes de Sanlúcar de Barrameda, localidad gaditana en la que veranea José Luis Sáez.

Comidas en Sanlúcar

No se ha podido acreditar que las consumiciones realizadas en Sanlúcar e imputadas al presupuesto de la Federación estuvieran justificadas por el desempeño del cargo de presidente. “Requerida la información a la Federación para conocer la finalidad de determinados gastos incurridos durante los ejercicios objeto de análisis y determinar si los mismos estaban afectos a la actividad federativa, la FEB no ha podido acreditar dicha vinculación”, observa el auditor.

El técnico también hace constar que la Federación no ha facilitado documentación relativa a los ejercicios anteriores a 2011, precisamente los años en los que se concentran las presuntas irregularidades detalladas en la denuncia presentada ante el CSD a finales del pasado año.

Igualmente, el auditor indica que, mientras realizaba el trabajo, solicitó en dos ocasiones reunirse con Sáez, pero “dichas peticiones no han sido atendidas”. “No se ha podido constatar directamente con el presidente la finalidad y el destino de determinados gastos imputados en la cuenta de resultados de la Federación por los conceptos indicados en la factura o en el libro diario de contabilidad”, añade.

Tampoco pudo cerrar una cita con el anterior director de la Fundación de la FEB al no haber podido obtener un contacto, por lo que el auditor hacer constar que no puede determinar si determinadas facturas estaban relacionadas con los proyectos finalistas para los que el CSD concedió las subvenciones: ‘Casa España-Senegal Centro deportivo-educativo para la formación integral’ y ‘Unidos por el baloncesto en Marruecos’.