Ciudadanos no se resigna a unas terceras elecciones y lanza peticiones a derecha e izquierda. Al PSOE le pide abiertamente la abstención, mientras que al PP le advierte: sólo es necesario un compromiso de investidura, y la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado tendrá que negociarse llegado el momento. La formación naranja defiende que los populares no están en posición de poner condiciones al PSOE y que, en todo caso, serían los socialistas los que pudieran exigir reformas al PP a cambio de facilitar el Gobierno con su abstención.

Es lo que ha defendido el presidente de la formación, Albert Rivera, este miércoles en el Congreso de los Diputados, donde ha instado a los populares a allanar el camino para la formación de Gobierno, y ha recordado que el acuerdo de investidura a Mariano Rajoy no se traduciría en dar carta blanca a su Ejecutiva: «Nosotros tampoco hemos dicho ‘sí’ a los Presupuestos», ha resaltado.

Sería surrealista que ponga exigencias el que quiere gobernar», dice Rivera

Rivera sitúa el desbloqueo del país como máxima prioridad y mantiene que las cuentas del Estado tendrán que debatirse más adelante, con el resto de formaciones. «Pedir por anticipado compromisos presupuestarios para el 2019 no me parece sensato», ha señalado, para insistir en que «lo único que hay que tener es un compromiso de legislatura».

Tras las informaciones que apuntan a que los populares pondrían algunas exigencias del «gobernabilidad» al PSOE para el lograr la investidura de Mariano Rajoy, Rivera ha asegurado no tener constancia de ello, aunque ha afirmado que «sería surrealista que el que quiere gobernar exigiera cosas». «Es al revés -ha continuado-, los que no gobernamos pondremos condiciones».  En cualquier caso, se ha mostrado convencido de que «Rajoy no se va a autobloquear, porque no lo entendería nadie» y que Rajoy «a lo mejor no tiene que exigir cosas, sino que tiene que asumir cosas para ser presidente».  «Si Ciudadanos ya se ha movido y el PSOE se está moviendo para la abstención, sólo faltaría que el PP forzara unas elecciones».

En este sentido ha aludido a las 150 reformas acordadas entre Ciudadanos y PP. «Me consta que el Partido Popular tiene voluntad de que se cumplan», ha reseñado, a la vez que ha descrito este documento como «lo único sólido de la legislatura». Sobre este acuerdo, ha animado a los socialistas a que sumen nuevas propuestas: «Me parece legítimo que el PSOE exija reformas a cambio de la abstención», ha concluido.