Iñigo Errejón ha respondido este martes a las declaraciones de su secretario general, Pablo Iglesias, que aseguró que «es mentira que la política sean los parlamentos». El secretario político de la formación ha defendido, por contra, que Podemos debe ser «anfibio», y ser «tan útil en la calle como en las instituciones», a la vez que ha reivindicado la labor institucional de la formación.

Reivindica la labor institucional para echar por tierra leyes del PP

Al ser preguntado, el número dos de Podemos ha vuelto a defender, como en otras ocasiones, que «no hay contradicción» entre movilización social y la labor institucional, poniendo en cuestión lo expresado por su líder. Además,  ha augurado que la batalla de la formación morada tendrá lugar en arena parlamentaria, en un «Parlamento vivo».

Así, ha remarcado que, si bien no pueden «evitar» la formación de un Gobierno popular, sí tienen capacidad de ser «extraordinariamente exigentes con el Ejecutivo y sacar adelante leyes», ha señalado Errejón, en una rueda de prensa en el Congreso tras la reunión de la Junta de Portavoces. «Vamos a vivir una Legislatura en la que el Gobierno va a tener las cosas difíciles», ha remachado.

Además, ha vuelto a posicionar a Podemos como primera fuerza de la oposición, y ha asegurado combatirán las medidas populares, a la vez que ha descrito el hipotético gobierno del PP como de «corto recorrido». «Matemáticas, más voluntad política, más empuje social, nos pueden permitir echar abajo algunas de las políticas más lesivas e ineficaces del PP», ha reseñado el político.

Pablo Iglesias, menos de 24 horas antes, hizo una polémica afirmación: «No nacimos para transformar las reivindicaciones de la gente en parlamentarios que no muerden”, aseguró. Ahora, Iñigo Errejón vuelve a rebajar el tono ante lo que se ha interpretado como un viraje a la izquierda dentro de la formación que llevaría a que Alberto Garzón, líder de IU, fuera el sucesor de Iglesias, un lugar que de forma natural habría recaído sobre el secretario político.