A nueve días de que culminen las primarias de Podemos en la Comunidad de Madrid, cualquier chispa puede originar un incendio. Si los últimos movimientos de la Comisión de Garantías Estatal ya habían provocado revuelo en la carrera electoral, ahora irrumpe en la fase final del proceso un actor inesperado: Juan Carlos Monedero, que participó el domingo en la presentación de la candidatura de Ramón Espinar, Juntas Podemos, y que ya ha llevado la polémica a la campaña con sus declaraciones, causando el malestar en sus rivales de primarias, según confirmaron ayer fuentes de la organización.

El ‘fichaje’ es visto como un intento ‘desesperado’ para crear un ‘golpe de efecto’

Aunque Monedero ya ha anunciado que no irá en las listas de Juntas Podemos, el que fuera miembro de la dirección del partido ha despertado recelos entre los protagonistas de las primarias madrileñas, donde se enfrentan dos principales candidaturas: Adelante Podemos, considerada afín a Iñigo Errejón, liderada por Rita Maestre y Tania Sánchez, y ganadora en la primera fase de primarias; y Juntas Podemos, la unión del proyecto de Anticapitalistas y ‘oficialistas’, liderada por Ramón Espinar y apoyada en un inicio por Pablo Iglesias.

Con un mensaje lanzado a través de su cuenta de Twitter, Monedero afilaba las «etiquetas» que desde ambas partes intentan evitar y que distinguen entre «errejonistas» y «pablistas». «Sólo con Pablo [Iglesias] podemos ganar y hacer algo nuevo», aseguraba Monedero a través de un tuit este sábado, en alusión a las primarias por Madrid. Un mensaje que provocó reacciones en las redes, donde miembros de Adelante Podemos cuestionaron la afirmación.

«Pablo es el Secretario General de tod@s, el tuyo y el mío. Forzar disyuntivas inexistentes le hace un flaco favor a Podemos», respondía Eduardo Fernández Rubiño, miembro de Adelante Podemos. El diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid Emilio Delgado también reaccionaba a la publicación de Monedero, y pedía no centrar el debate en la figura del secretario general. «No conviertas el proceso de Madrid en un referéndum sobre Pablo. No discutimos de eso», señalaba Delgado.

https://twitter.com/EmilioDelgadoOr/status/792369890703310849

El ‘fichaje’ de Juan Carlos Monedero para la campaña de Juntas Podemos ha sido visto como una forma de provocar un «golpe de efecto» en los últimos días de primarias, que culminarán con las votaciones finales entre el 5 y el 9 de noviembre. Un intento «desesperado» ante la estrepitosa derrota de la candidatura de Espinar en la primera fase de votaciones, donde sólo ganó uno de los 11 documentos sometidos a votación.

Critican que se intente ‘instrumentalizar’ al secretario general por un ‘interés de parte’

La percepción desde otras candidaturas es que Monedero, al estar fuera de los órganos de dirección de la formación puede permitirse «ciertas licencias» puesto que cuenta con un nivel de responsabilidad menor, aunque el nivel de difusión de sus mensajes no sea nada despreciable -cuenta con 290.000 seguidores en las redes-.

Otra de las críticas más sonadas es la referencia a Pablo Iglesias que ha hecho Monedero, que ha sido tachada desde otras candidaturas como un «intento de instrumentalizar» al secretario general «por el interés de una parte», así como «una irresponsabilidad importante», al mezclar el ámbito de dirección autonómico -el que se debate en primarias- con el nacional, liderado por Iglesias. «No hay que hacer elegir a la gente», señalan desde Adelante Podemos, donde permanecen fieles a la dirección de Iglesias que, aclaran, «es el secretario general de todos».