La sede de Ciudadanos en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) ha amanecido este jueves inundada de purines y con la pintada C’s=neofascistas en su puerta. Se trata del séptimo ataque en dos años contra el local de Ciudadanos en la segunda ciudad de Cataluña por número de habitantes, donde su portavoz, Miguel García, fue agredido la semana pasada en la calle mientras repartía propaganada del partido. C’s es la segunda fuerza política en el Ayuntamiento de l’Hospitalet.

Esta acumulación de ataques ha sido denunciada por la líder de C’s en el Parlament, Inés Arrimadas, quien ha pedido al conseller de Interior, Jordi Jané, una reunión para analizar la situación. «Queremos que se investigue y se llegue hasta el final porque hay patrones que se pueden repetir» ha señalado la dirigente de C’s, «esto afecta al partido, lo que se pretende es intimidar a Ciudadanos, no es un ataque aislado»

Se pretende es intimidar a Ciudadanos, no es un ataque aislado», defiende Inés Arrimadas

Arrimadas ha trasladado la preocupación de su partido por esta situación pero también ha advertido de que «esto no va a hacer que nos callemos, que dejemos de defender nuestro proyecto de regeneración democrática, de igualdad, de unión dentro de España y Europa».

La dirigente ha confirmado que no se da ningún caso como éste en toda España, aunque sí se han producido pequeños ataques en otras sedes catalanas, especialmente en la de Lleida, donde la sede del partido fue apedreada ha explicado Arrimadas, «pero una sede como ésta, atacada siete veces en dos años, no se ha dado».