El hashtag #Podemosparaganar ha colmado la red social Twitter este lunes, llegando a ser TT y a ocupar el primer puesto en los temas comentados en la red. El mensaje ha sido difundido por el secretario general de Podemos, Iñigo Errejón, acompañado de un artículo en el que reflexiona sobre la organización, y en el que es crítico con la vuelta a las dinámicas de los viejos partidos de izquierda, proclamando a Podemos como una formación nueva y apelando a sus orígenes del 15M. Esta es una de las críticas más extendidas en un sector del partido, que cree que Pablo Iglesias se ha ido acercando a IU y al PCE en los últimos meses frente a la tesis con la que nació. Unas reflexiones ante las que el líder del partido no ha podido ocultar su malestar.

El texto de Errejón, que se titula Podemos ganar y que ha sido difundido en las redes junto al mensaje #Podemosparaganar, ha sentado mal al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que se ha mostrado abiertamente enfadado y ha criticado a su número dos por «hacer campaña interna y HT (hashtag)», una crítica que ha lanzado a través de otro mensaje en la misma red. Iglesias, además, ha censurado a su compañero de filas: «No hagamos reflexión propaganda». Unas críticas a las que se ha unido también el oficialista Ramón Espinar, recién elegido secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid y promocionado por la dirección del partido, que ha criticado los mensajes por promover las «disputas de partidos».

La reacción del líder del partido ha sorprendido a los suyos, puesto que la práctica de escribir artículos y difundirlos en la red social está asumida con normalidad dentro de la organización: hace sólo una semana el propio Iglesias colgaba un artículo de opinión en Público en el que también reflexionaba sobre el partido. Sin embargo, el conflicto camuflado en un hashtag tiene un trasfondo mucho más amplio: el debate no es sobre una campaña en Twitter, sino sobre las ideas que cada uno de ellos ha expresado en sendas publicaciones.

‘Podemos ganador’ vs acercamiento a otros partidos

La cuestión que planea de fondo en esta guerra de Twitter versa sobre las propuestas que se concretarán de aquí a la Asamblea Ciudadana Estatal -Vistalegre II- que se celebrará a primeros de años, en la que se enfrentarán dos grandes ideas, encabezadas por Iglesias y Errejón y expresadas en cierta medida en sus artículos.

La integración de IU es una polémica latente desde que se integró en Unidos Podemos

En el texto escrito en Público, el secretario general del partido defendía la idea de la vuelta a la movilización social como eje de Podemos, y veía con buenos ojos el acercamiento entre militancias de distintos partidos -como IU o PCE- que concluyeran en un «abrazo». «Y es que la confluencia -señalaba entonces Iglesias- debe florecer en los conflictos sociales donde las diferentes militancias (de partidos y de movimientos) deben conocerse, convivir, respetarse y finalmente abrazarse». En este sentido, y en una clara referencia a Izquierda Unida, aseguraba que «la confluencia no puede ser sólo una coalición electoral», sino que debía «desarrollarse por debajo».

La integración de IU es una polémica latente desde que se conformó la coalición de Unidos Podemos, una alianza que no fue compartida por el sector errejonista y que ha sido abiertamente criticado por el secretario político; esta vuelta a los partidos existentes es una opción que Iñigo Errejón ha criticado duramente en su artículo en 20minutos, en el que ha defendido su «apuesta por un Podemos que, lejos de cualquier repliegue a identidades del pasado, siga abriéndose y expandiéndose».

Así, el número dos del partido hace referencia a la «minoría ruidosa» que hasta ahora ha ocupado la izquierda en España, en una clara referencia a los partidos de la vieja izquierda. «Si no nos encerramos ni nos replegamos a ser una minoría ruidosa, si continuamos abriéndonos y tendiendo la mano, podemos ser el núcleo de un nuevo proyecto de país», sentenciaba Errejón, que define a su electorado potencial como una «mayoría transversal» que, según el secretario político, «incluye por supuesto a la izquierda tradicional, pero va mucho más allá y no puede tropezar en sus viejas piedras».

Iglesias critica el debate sobre los orígenes de Podemos y Errejón apela al 15M

En este punto, Errejón apelaba al 15M, que enseñó «a no encerrarnos en etiquetas sino a unirnos en torno a ideas de sentido común»; una referencia que contrastaba con la publicada unos días antes por Iglesias, que era rotundo en su idea de que «el Podemos que necesitamos no debe parecerse al Podemos que nació hace tres años». Así, instaba a los críticos -sin mentarlos- a «dejar de disputar absurdamente la supuesta pureza de nuestros inicios».

El líder de Podemos criticaba a quien se «proclama a priori ganador», en referencia a Errejón

Iglesias, en su artículo de hace unos días, criticaba veladamente la propuesta de Iñigo Errejón en defensa de un «Podemos popular y ganador«. El secretario general del partido aseguraba que hacía falta «un Podemos que no se proclame a priori ganador pero que trabaje partido a partido para terminar ganando, un Podemos que no necesite proclamarse transversal sino que construya la transversalidad en los conflictos confluyendo con todos los sujetos sociales y políticos».

El secretario político de Podemos no piensa renunciar a ninguno de estos principios, tal como ha dejado claro en su publicación donde, después de citar todos los retos que tiene por delante el partido, vuelve a reafirmarse: «De esto hemos de discutir para recuperar el país para nuestro pueblo. A esto le llamo un Podemos ganador».