El grupo parlamentario de Podemos en la Comunidad de Madrid ha ratificado este miércoles la destitución del ‘errejonista’ José Manuel López como portavoz en la Asamblea por un voto de diferencia (14-13). Los diputados regionales de la formación se han reunido sin la asistencia del senador y diputado Ramón Espinar, secretario general del partido en Madrid, que ha votado de manera telemática.

Tampoco han acudido a la reunión otros cinco diputados regionales de Podemos, algunos de ellos por encontrarse fuera de Madrid como es el caso de Pablo Padilla y Miguel Ongil. En el encuentro, los 27 diputados del grupo parlamentario han confirmado a Lorena Ruiz-Huerta como su sucesora en el cargo.

«Hoy no ha sido un buen día para mí ni para Podemos», ha señalado López ante los medios de comunicación tras certificarse su cese. «Seguiré con el mandato que me dieron los madrileños de trabajar por una Comunidad de Madrid que garantice una vida digna a sus ciudadanos», ha añadido.

Por su parte, Lorena Ruiz-Huerta, ha mostrado un tono conciliador en los pasillos de la Asamblea. «Me he comprometido a estar por encima de este tipo de disputas entre familias y trabajar por la integración, por coser las heridas que queden por coser y que a partir del 9 de enero, que es cuando arranca la actividad de nuevo del grupo parlamentario, estemos como una piña trabajando contra el PP».

De esta manera, quedan refrendas las dos decisiones tomadas por el Consejo Ciudadano de Podemos en la Comunidad de Madrid (órgano político del partido en la región encabezado por Espinar), según establece el reglamento del grupo parlamentario aprobado recientemente. En el origen de ese consejo ciudadano está una semana de pasión en Podemos, con el enfrentamiento entre los sectores oficialistas, que arropan al secretario Pablo Iglesias, y errejonista, partidarios del número dos de la formación.

Las explicaciones

La nueva portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, ha justificado en una entrevista a eldiario.es la destitución de López el pasado viernes a manos del nuevo Consejo Ciudadano en la región. «Para llevar a cabo ese proyecto político, para construir una alternativa al Gobierno del PP de Cristina Cifuentes, había que relevar al portavoz en la Asamblea de Madrid», sostiene Ruiz-Huerta, cuyo nombramiento será certificado hoy con los votos del grupo parlamentario en la cámara madrileña.

«El equipo en el que se integraba José Manuel López defiende un modelo más vertical, tecnocrático y subordinado al trabajo institucional. El proyecto en el que me integro yo defiende un Podemos que no sea un partido clásico y tradicional sino lo que nosotros llamamos un partido-movimiento. Esto significa que debemos estar en permanente diálogo con el afuera: los movimientos sociales, las candidatura de unidad popular, los sindicatos, los círculos, etcétera», ha pormenorizado Ruiz-Huerta, integrante de la corriente anticapitalista que se unió a Juntas Podemos, la candidatura oficialista que encabezó Ramón Espinar en las pasadas primarias regionales en Podemos.

En la entrevista, Ruiz-Huerta, que ha reconocido que le gustaría que López siguiera formando parte de la dirección del grupo, ha explicado los motivos por los que la decisión se tomó en la víspera de Nochebuena: «Personalmente me parecía fundamental, y en ese he sido una pieza esencial, que José Manuel López terminara el periodo de sesiones», ha explicado. «No era una buena decisión ni era considerado con un compañero que ha trabajado bien no permitir que terminara el periodo. El último pleno fue el 22 y el único día que nos quedaba hábil para no meternos en el periodo vacacional era el día viernes 23. En enero habrá un pleno extraordinario el día 12 y por una cuestión de plazos no había más espacio», concluyó.

En la reunión, los diputados regionales de Podemos también han votado la renovación del resto de la dirección de grupo, más allá de la Portavocía. Ruiz-Huerta ha señalado en declaraciones posteriores a los medios que el propio Consejo Ciudadano invitó a López a seguir formando parte de la dirección con otro cargo que no fuera el de portavoz.

Asimismo, ha explicado que los parlamentarios afines a la candidatura de López en las primarias han tenido la oportunidad de hacer una propuesta de nombres y, finalmente, han acordado que se incorporen a la dirección de grupo Raquel Huerta y Mónica García. La primera será portavoz adjunta de Podemos en la Asamblea junto con Marco Candela, que también asumirá las funciones de presidente del grupo parlamentario.

Por su parte, Mónica García se incorporará como coordinadora técnica, una posición que mantiene María Espinosa. Continúa también en la dirección de grupo Jacinto Morano como secretario general y Laura Díaz, que es vicepresidenta de la Asamblea de Madrid.