El grupo socialista en el Congreso de los Diputados urge la constitución de la comisión de investigación sobre las grabaciones al ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz en su propio despacho. Tras las revelaciones de El Independiente, que ha desvelado que fue el propio titular de Interior quien autorizó la grabación al director de la Oficina Antifraude de Cataluña, el PSOE quiere que el asunto se clarifique lo antes posible en el Parlamento. «Esperamos que no tarde ni un día más del necesario por la recuperación del ex ministro», aseguran.

El portavoz de Interior del grupo socialista, Antonio Trevín, ha explicado que la comisión de investigación va más allá de estas grabaciones y pretende esclarecer si en la etapa de Fernández Díez funcionó una «policía política» dentro del Ministerio.

«Las grabaciones vienen a confirmar que las sospechas de que Interior estaba usando una camarilla policial como policía política para investigar y presionar a grupos de la oposición era una realidad y no una invención», ha explicado.

Trevín destaca las declaraciones del propio ministro admitiendo «que sabe quién le grabó» y teme la existencia de más grabaciones por la posibilidad de que se instalaran dispositivos de escuchas en su despacho durante otras visitas de carácter político. En este sentido, destaca que el Ministerio no haya presentado ninguna denuncia en el ámbito judicial por las grabaciones ni por su publicación, que podría constituir una revelación de secretos.

«Está clara la necesidad de constituir la comisión de investigación y de clarificar cuanto antes qué fue lo que realmente pasó. Hay que aclarar si esa camarilla policial obró siempre dentro de la legalidad constitucional o no», ha explicado.

Por este motivo, el PSOE ultima una serie de preguntas que enviará por escrito al Ministerio, con el objetivo de conocer los nuevos datos logrados por su nuevo titular, Juan Ignacio Zoido.