Las fiscales no han pedido este martes medidas cautelares contra el ex presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB) José Luis Sáez, que ha prestado declaración en calidad de investigado durante más de una hora y media ante el juez que investiga las presuntas irregularidades económicas en su gestión. También ha declarado como imputado Luis Giménez, ex secretario general y ex director económico de la FEB.

Fuentes jurídicas han confirmado a El Independiente que el ex mandamás ha comparecido esta mañana ante el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid, que desde el pasado 27 de septiembre investiga a los ex directivos por imputar presuntamente gastos particulares a la Federación. Así lo puso de manifiesto la auditoría complementaria que encargó el Consejo Superior de Deportes (CSD) a finales de 2015 tras la denuncia presentada por el Comité de Auditoría, Seguimiento y Control de las cuentas de la FEB.

Las fiscales del caso no han pedido medidas cautelares a la espera de que avance la instrucción

Las fuentes dijeron que las fiscales asignadas al caso, Esther González Martínez e Inmaculada Violán González, no han pedido la adopción de ninguna medida cautelar para los investigados a la espera de que avance la instrucción del caso. Con anterioridad, ya habían declarado como testigos los auditores que realizaron el informe por encargo del CSD, los integrantes del Comité de Auditoría que pusieron los hechos en conocimiento del CSD -Joan Fa, Germán Monge y Francisco Martín Micó- y un representante de la empresa a la que contrató la FEB -Aegis Media Iberia SLU- para la captación de patrocinadores con vistas a la Copa del Mundo de 2014, entre otros.

Como viene informando este periódico, la investigación judicial abarca no sólo los posibles gastos particulares que Sáez y otros directivos imputaron al presupuesto federativo sino también los ingresos que obtuvo la Federación por el patrocinio del Mundial de 2014. En este sentido, la policía y el juez rastrean todos los movimientos registrados en las cuentas de la FEB entre 2009 y 2016.

Mundial 2014

El juez quiere conocer los ingresos millonarios que contabilizó la Federación con motivo de la celebración en España en 2014 de la Copa del Mundo a través de patrocinadores y mecenas y las comisiones que abonó a Dentsu Aegis Network Iberia por la captación de sponsors para esta cita, reconocida por el Gobierno como acontecimiento de excepcional interés público. Ello conllevaba bonificaciones fiscales para las empresas colaboradoras. A este respecto, el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid mandó un oficio a ficha compañía el pasado 19 de diciembre para que aportara a los investigadores policiales «todos los contratos recibidos de la Federación Española de Baloncesto con los patrocinadores desde 2011 [cuando ambas partes firmaron el contrato] hasta 2015, haciendo constar a qué empresa del grupo se hace la imputación de las cantidades recibidas».

Entre los requerimientos ya realizados a la FEB, el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid ha pedido la documentación de la candidatura para la organización de dicho campeonato, el manual de candidatura, las deudas y riesgos que asumía, el contrato de constitución de una joint venture (Joint Marketing Board) al 50% con la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), las actas de las reuniones de dicho consorcio en las que constan las condiciones y el reparto de los ingresos y el detalle de la cuenta bancaria de la que salió el millón de euros que la Federación tuvo que abonar en 2009 y los dos millones que depositó en concepto de garantía.