El Consorcio del Palau de la Música sí se sumará finalmente a la acusación contra Convergencia Democrática por su responsabilidad en el desfalco de la entidad cultural, el conocido como caso Palau, por el que CDC habría cobrado 6,6 millones de euros en comisiones de Ferrovial por la concesión de obra pública de la Generalitat. O lo intentará por lo menos, después de que la Generalitat haya variado su postura en el patronato del Consorcio para permitir que prosperara la petición en este sentido del Ayuntamiento de Barcelona.

El conseller de Cultura de la Generalitat, el ex convergente Santi Vila, ha sido el encargado de anunciar el cambio de postura en la comparecencia posterior a la reunión del Govern. Un cambio que ha justificado para acatar la moción aprobada durante el último pleno del Parlament, en el que el PDCat ya se abstuvo mientras sus socios de ERC votaban a favor de cambiar la postura del Consorcio en este sentido. La resistencia a acusar a CDC pese a las confesiones de Félix Millet y los Montull provocó una crisis en el seno del gobierno independentista que se zanjó con la votación en el Parlament.

División entre el PDCat y ERC

Vila ha reconocido que la cuestión ha sido discutida «ampliamente» por el Govern, que ha decidido «intentar mantener una posición coherente» en defensa de los «intereses del Consorcio» y en «cumplimiento de las dos propuestas de resolución» aprobadas por el Parlament. Este cambio de postura supone secundar la acusación de la Fiscalía, el aumento de penas para el ex tesorero de la formación, Daniel Osácar, y la exigencia del pago de 6,6 millones de euros a CDC, o en su defecto el partido considerado como su heredero, el PDCat.

El cambio de postura se ha materializado en la reunión del Consorcio convocada por el Ayuntamiento de Barcelona, en la que los tres representantes de la Generalitat se han abstenido en la votación propuesta por el consistorio, que ha obtenido el apoyo de los dos representantes del Ministerio de Cultura -que se ausentaron de las reuniones anteriores en las que se debatió esta cuestión, dejando al Ayuntamiento en minoría- mientras cuatro patronos del Orfeón Catalán han seguido oponiéndose a acusar a Convergencia.

Con esta nueva posición, el abogado que ejerce la acusación en nombre del Consorcio del Palau, Francesc Claverol, deberá solicitar un cambio en sus conclusiones finales que de hecho ya presentó formalmente ante el la Sala del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el pasado miércoles, para sumarse a la acusación de la Fiscalía contra Convergencia. Este viernes la Sala vuelve a reunirse para oír, teóricamente, las conclusiones de las defensas y será entonces cuando se plantee la posibilidad de cambiar la postura del Consorcio.