El PSOE tendrá rostro de mujer en el Congreso. Pedro Sánchez confía en la diputada asturiana Adriana Lastra como nueva portavoz parlamentaria. La propia Lastra ha descartado presentar candidatura a la federación asturiana pese al paso atrás dado por su secretario general, Javier Fernández, tras su derrota en las primarias.

El flamante secretario general del PSOE ya tiene diseñada la nueva dirección del PSOE, que pilotará sobre dos de sus personas de máxima confianza: Lastra en el Congreso y José Luis Ábalos en el partido. En el grupo socialista tambien tendrán especial peso destacados diputados del ‘no a Rajoy’ que mantuvieron la llama del sanchismo durante los ocho meses de mandato de la Gestora como Margarita Robles -independiente-, Odón Elorza o Susana Sumelzo.

Lastra, que ya ejerce como portavoz autorizada de la dirección socialista, ha señalado este martes en RNE que no habrá «penalizaciones» en el partido ni en el grupo parlamentario: «Aquí ni vamos a penalizar a nadie ni castigar, ni mandarle al rincón de pensar», ha afirmado. En una entrevista ha destacado que el PSOE lleva sufriendo «cinco años de división interna», por lo que su nueva Ejecutiva realizará un esfuerzo de integración que ayude a pasar página de las «palabras gruesas» que se han pronunciado durante la campaña de las primarias. «No podemos estar reprochándonos continuamente», zanjado.

Óscar Puente y Gómez de Celis, hombres fuertes de la Ejecutiva

Por su parte, Ábalos será portavoz hasta el congreso federal del 17 y 18 de junio, cuando dará el relevo a su compañera asturiana. La dimisión de Antonio Hernando le ha reportado esta responsabilidad, que tendrá su momento estelar el 13 de junio, durante la moción de censura al presidente del Gobierno presentada por Podemos. Tras el congreso federal, el también secretario general del PSOE en la provincia de Valencia recuperará su perfil orgánico para hacerse con las riendas del partido. Le ayudarán en esa tarea otros dos hombres fuertes de Pedro Sánchez: Óscar Puente, alcalde de Valladolid, y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, referente del sector crítico del PSOE en Andalucía. Junto a ellos, Manuel Escudero se encargará de la dirección del área económica. La Ejecutiva será intergeneracional, paritaria y con representación de los territorios, aunque no contará con barones autonómicos.

El secretario general ha encargado un informe sobre la estructura de otras ejecutivas socialistas europeas para presentar un modelo «innovador», que refleje la pluralidad de la organización y el proyecto político que han elegido las bases. En esa nueva dirección federal estarán integradas todas las sensibilidades del partido pero no como hasta ahora, en función de criterios territoriales, sino por la representatividad de cada uno de sus miembros. Es decir, Sánchez quiere que los componentes de su Ejecutiva sean referentes en los ámbitos sectoriales que van a representar.

Sánchez prevé desarrollar su modelo de partido en una Conferencia de Organización

Para fijar el modelo de partido, Pedro Sánchez, es partidario de celebrar una Conferencia de Organización y Estatutos después del 39 Congreso Federal de junio, con el fin de adaptar los estatutos y reglamentos socialistas. Fuentes de su entorno han confirmado a Efe que la conferencia se celebraría «como pronto en octubre», y en el plazo máximo de un año, según la enmienda que los sanchistas llevarán al congreso. En el cónclave se desarrollarán una comisión política, una económica y una de organización que se encargará de incorporar a la ponencia marco las principales señas de identidad orgánica del proyecto ganador de las primarias.

Entre ellas destaca que la revocación o censura de un secretario general sea motivada y acordada por un mínimo del 51 % de votos del Comité Federal (u órgano equiparable a otro nivel territorial) y que sea aprobada por la militancia en una consulta; la obligatoriedad de consultar a la militancia los acuerdos de gobierno y fijar un plazo máximo de 90 días para los mandatos de las gestoras. También, que la elección de los candidatos al Congreso, Senado, Parlamento Europeo, parlamentos autonómicos y ayuntamientos se realice, a partir de una determinada población, por el voto secreto y directo de los militantes y simpatizantes de su ámbito territorial. Los sanchistas cuentan también con que el 39 Congreso apruebe que un militante no pueda acumular más de dos cargos políticos y la propuesta de Patxi López de la doble vuelta en las primarias, si en la primera vuelta ningún candidato supera el 50 % de apoyo.

La idea de celebrar una Conferencia de Organización posterior al Congreso Federal partió de la gestora y está incorporada desde hace dos meses a la ponencia política que coordinó el diputado vasco Eduardo Madina. No obstante, su misión era únicamente regular una serie de cuestiones estatutarias como las consultas a la militancia.