Hoy se cumplen 30 años de uno de los mayores atentados de ETA. El 19 de junio de 1987 la banda terrorista puso una bomba en Hipercor, cuando el centro comercial se encontraba abarrotado de clientes: 21 muertos y 45 heridos. Entonces, la izquierda abertzale no condenó el atentado y volvió a recurrir a los equilibrios dialécticos para justificarlo. Tres décadas después, el recién reelegido líder de la izquierda abertzale ha asegurado que el atentado de Hipercor “jamás debió ocurrir” y que EH Bildu “está con el dolor de las víctimas y del pueblo de Cataluña”.

Lo ha asegurado esta mañana minutos antes de reconocer que no estarán presentes en el acto de recuerdo que se celebrará esta tarde en Barcelona y al que asistirán el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y el lehendakari, Iñigo Urkullu.

EH Bildu no asistirá al homenaje en Barcelona por «prudencia»

Otegi ha justificado su ausencia del acto en el posible rechazo que su presencia aún podría provocar, “queremos ser prudentes, a veces tenemos la sensación de que nuestra presencia no favorece las cosas sino que las estropea”. Ha puntualizado que no consultaron con los organizadores del acto si su presencia incomodaría y que su decisión la adoptaron “por personas cercanas”. El dirigente de EH Bildu ha afirmado hasta en dos ocasiones que pese a que no estén hoy en Barcelona la coalición “comparte el dolor con las víctimas” y “lo hacemos nuestro, seguimos pensando que jamás debió ocurrir”.

La plurinacionalidad, «acaba reconociéndolo todo el mundo»

En la misma entrevista, también se ha referido a la situación de los “presos políticos” de ETA para los que ha reclamado un cambio de política penitenciaria. Otegi ha reiterado que es urgente la constitución de “una mesa de partidos” para abordar la situación de los 349 presos de la banda que continúan en prisión y a los que se les aplica la política de dispersión. “El tema de los presos es un de las cosas que nos tenemos que poner de acuerdo”. En declaraciones a la radio pública vasca ha apuntado que en privado todas las formaciones les trasladan que es hora de promover un cambio en la situación penitenciaria de los presos de ETA.

Preguntado por la incorporación del concepto de plurinacionalidad del Estado en el documento político del PSOE aprobado este fin de semana, el dirigente independentista vasco se ha felicitado porque supone que “lo que algunos hemos defendido durante muchos años acaba reconociéndolo todo el mundo”. Sin embargo, ha añadido que la verdadera prueba del fuego para el PSOE de Pedro Sánchez radica en el siguiente paso que se supone al reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado, “que no es otra que si se reconoce que existen naciones estas tengan derecho a su libre determinación”: “Ese es el siguiente paso que le toca hacer a Pedro Sánchez”. Otegi ha subrayado que sólo en ese caso se contemplaría desde EH Bildu respaldar una posible moción de censura contra Rajoy impulsada por el PSOE.

Por último, ha afirmado que la convocatoria de referéndum para el 1 de octubre en Cataluña no solo será “una prueba de fuego” para el PSOE sino también para Podemos. Ha añadido que sólo entonces, se culminaría el final de la Transición”.