El Pleno del Congreso debate este martes la proposición de ley de Ciudadanos con la que busca cambiar el sistema de elección de los órganos reguladores. La propuesta de la formación naranja pasa por crear una Comisión Independiente de Nombramientos del Estado, presidida por uno de los 33 magistrados de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo elegido por sorteo, que será la encargada de analizar la idoneidad de las propuestas de nombramientos que haga el Gobierno.

En concreto, la ley de Ciudadanos afectaría al nombramiento de los miembros de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), así como a los presidentes del Consejo de Estado, el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), el Consejo Económico y Social (CES) y la Agencia EFE, y al director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

La comisión que propone la formación naranja estaría integrada por personas con un «perfil técnico e independiente, y serán seleccionadas por sorteo entre sus respectivos colectivos» por un periodo de dos años.

Con esta ley, Ciudadanos pretende evitar que los nombramientos se basen en criterios de confianza política y garantizar así su independencia. Ésta era, además, una de las exigencias que forma parte del acuerdo de investidura y su debate en el Congreso tiene lugar al mismo tiempo que el Gobierno, con el que pactó modificar estos procesos, ultima un proyecto de ley para impulsar esta misma reforma. Concretamente, el Ministerio de Economía está trabajando en un proyecto de ley con el que reordenar la arquitectura institucional de defensa de la competencia y la supervisión en el ámbito económico y financiero.