Un problema de conexión con la intranet de la Policía ha provocado este miércoles el caos en el servicio de expedición del Documento Nacional de Identidad (DNI) y pasaportes a nivel nacional y ha provocado la anulación de casi 30.000 citas, algunas con dos meses de espera. La Policía Nacional confía en asignar cita a los afectados entre lo que queda de esta semana y la próxima.

Según ha podido conocer El Independiente, la conexión a la intranet de la Policía ha permanecido interrumpida entre las 10.30 y las 14.30 horas y ha impedido la expedición y renovación de DNI y pasaportes y el control de seguridad en fronteras, entre otros servicios. No ha trascendido la causa que ha motivado este nuevo problema técnico, que no sólo provoca un notable perjuicio al ciudadano sino que también tiene un elevado coste económico para la Administración: cuando se cae el sistema, la tarjeta en proceso de expedición -con un coste unitario de 10 euros- queda inutilizada.

La Policía tiene habilitados en la actualidad 1.492 puestos de expedición del DNI distribuidos en 289 oficinas, con una cadencia de una cita cada 12 minutos. Si la interrupción ha durado cuatro horas, unas 29.840 personas no han podido completar el trámite y deberán volver otro día. Las fuentes dijeron que, sensibilizados con el perjuicio que este problema ha causado a miles de ciudadanos, muchos funcionarios se han comprometido a abrirle hueco a los afectados durante los próximos días -sacrificando parte del tiempo para el desayuno o empezando antes la jornada- a fin de que no tengan que volver a esperar durante semanas hasta que se les asignara en condiciones otra cita.

CCOO pide a Interior que deje de «seguir parcheando» e incorpore al servicio nuevas aplicaciones informáticas

El Ministerio del Interior renovó los ordenadores en un intento de agilizar los tiempos de espera en la tramitación del DNI, pero se sigue trabajando con impresoras y equipos biométricos antiguos. Ello provoca desconexiones constantes que interrumpen el procedimiento y la grabación de los soportes, como ha ocurrido durante el mes de septiembre.

«El problema no se solucionará hasta que, de una vez por todas, se desarrollen aplicaciones informáticas adaptadas a los equipos informáticos actuales en lugar de seguir parcheando. Todo ello hace que se esté prestando un peor servicio», critica Fernando García, secretario general de la sección sindical de CCOO en el Ministerio del Interior.

García considera que es necesario poner en marcha cuanto antes la solución dado el incremento de renovaciones prevista para 2018: se prevén 1,2 millones de documentos más que el año en curso. «El DNI es un documento cíclico que se renueva cada 5 o 10 años. No es difícil prever el aumento de la demanda», apunta el representante sindical.

Incorporación de 130 funcionarios más

En la actualidad, CCOO cifra en unas cinco semanas la demora media para obtener el documento de identidad, plazo ligeramente superior al que se alcanzó durante el verano: hasta dos meses. Así, de los 171 equipos que se encontraban en situación técnica de saturación -cuando la espera llega a las nueve semanas- se ha pasado a 29, si bien otros 140 equipos -fundamentalmente en las grandes ciudades- no ofrecen cita antes de seis semanas.

En este sentido, el sindicato valora positivamente que durante el pasado agosto se ofrecieran a los funcionarios la posibilidad de realizar horas extraordinarias en horario vespertino y los sábados por la mañana para aliviar el colapso. Comisiones Obreras confía en que la situación mejore aún más cuando se incorporen 130 funcionarios a mediados de noviembre para cubrir parte de los puestos vacantes que hasta ahora no se han podido cubrir por las restricciones provocadas por la crisis económica.

La tasa para la expedición del DNI está fijada en 11 euros si se trata de una renovación por caducidad, extravío, sustracción, anticipo o deterioro, mientras que en el caso del pasaporte es de 26 euros. En ambos casos, está exento de pagar el solicitante que acredite que forma parte de una familia numerosa.