Política INDEPENDENCIA DE CATALUÑA

Colau contradice a Podemos y exige a Puigdemont "que diga con claridad que no hubo DUI"

El partido de Pablo Iglesias da por buena la respuesta de Puigdemont al requerimiento del Gobierno y cree que el president "deja claro" que no hubo DUI, mientras Colau pide claridad al president

Xavi Domènech, Ada Colau y Pablo Iglesias.

Xavi Domènech, Ada Colau y Pablo Iglesias. EUROPA PRESS

Ada Colau dibuja estos días un perfil propio a raíz de la crisis catalana y Podemos se deja guiar por sus pasos. Pablo Iglesias ha cedido a la alcaldesa de Barcelona su estrategia a nivel nacional y este movimiento va dejando sus frutos, con encuestas desfavorables para el partido morado, y con las primeras contradicciones entre estas dos «fuerzas hermanas». Mientras los de Iglesias dan por buena la ambigua respuesta de Carles Puigdemont al requerimiento del Gobierno y se limitan a negar que se haya producido una Declaración Unilateral de Independencia, Colau va un paso más allá y pide ahora al president de la Generalitat que renuncie sin ambages a la DUI y que responda al Ejecutivo central rechazando expresamente la vía unilateral.

Colau fija como condición para el diálogo que Puigdemont dé un paso atrás

«Yo le pediría a [Carles] Puigdemont que diga con claridad que no ha habido declaración», ha señalado Ada Colau en declaraciones a La Sexta. La alcaldesa, uno de los emblemas de Podemos, trata de desmarcarse de las fuerzas independentistas y situarse en el centro del tablero, lanzando exigencias tanto a las fuerzas soberanistas como al Ejecutivo central. «El diálogo pasa por descartar la DUI por parte de Puigdemont, y que Rajoy acepte el diálogo», ha resumido la dirigente, líder de Catalunya en Comú.

Colau asegura que «el inmovilismo del Estado está en la raíz del conflicto», pero detalla que «la vía unilateral del Govern no ayuda», y pide un esfuerzo equilibrado entre ambas partes. El president del Govern tiene hasta el jueves a las 10 horas para rechazar expresamente la DUI y evitar así la activación del artículo 155 de la Constitución, después de que el Gobierno haya ampliado el plazo para que rectifique.

Mientras Colau reparte responsabilidades, Podemos se esfuerza estos días por depositar culpar al PP en exclusiva y en evitar las críticas hacia las fuerzas soberanistas. Unos pasos que responden a la posibilidad de alcanzar un acuerdo electoral con ERC; una opción de la que hablaron Iglesias y Oriol Junqueras en la cena secreta que se celebró en casa de Jaume Roures el pasado mes de agosto. La reacción de Podemos a la misiva enviada este lunes por Puigdemont ha sido radicalmente opuesta a la de la alcaldesa de Barcelona; da por buena la misiva porque considera que no existió tal declaración y no plantea ninguna exigencia al president de la Generalitat.

Echenique cree que el president ha vuelto a «dejar claro» que no hubo DUI

Así lo ha expresado el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, que se ha pronunciado sobre el asunto este lunes en rueda de prensa, donde ha defendido que Puigdemont ha vuelto a «dejar claro» en su carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que no ha declarado la independencia. «En la carta de hoy lo vuelve a dejar claro, pero no hacía falta. Por lo tanto, Rajoy lo conoce, porque diría muy poco de su capacidad como presidente que no supiera reconocer realidades políticas como que no hubo declaración unilateral de independencia», ha apostillado. 

Para Echenique, la muestra de que no se produjo la citada DUI es la «decepción» del sector más radical del independentismo. «La mejor manera de saberlo es que a los cinco segundos de que hablara Puigdemont, las organizaciones independentistas, la CUP y cientos de miles de independentistas se fueran a casa decepcionados. No hubo DUI», ha aseverado el número dos del partido. De esta forma, Podemos considera innecesaria cualquier explicación adicional por parte del más alto representante de la Generalitat.

Retroceso electoral de Podemos tras la gestión catalana

La cesión de la estrategia catalana a Colau pasa factura electoral a Unidos Podemos, que en los últimos días ha experimentado un retroceso llamativo en intención de voto, según han confirmado las encuestas de El Confidencial, La Razón y Eldiario.es. Todas ellas destacan la caída del grupo confederal en caso de unas elecciones generales y el impulso que ha tomado el partido de Albert Rivera. Según estos datos, Unidos Podemos perdería entre 13 y 19 escaños en el Congreso de los Diputados por su gestión de la crisis catalana.

Ya habrá tiempo para recuperar esos números, en Podemos hacemos muy buenas campañas»

Esta crisis no pilla de nuevas a Unidos Podemos, que la semana pasada discutió sobre ello en una polémica reunión a puerta cerrada. En el encuentro, algunos dirigentes del partido pusieron de manifiesto su inquietud y alertaron de los réditos electorales que podían obtener en Cataluña contrastaban con el gran retroceso que estaban experimentando a nivel nacional con la estrategia Colau.

Al ser preguntado sobre la posible autocrítica respecto a este asunto, Echenique ha asegurado que «no se ha debatido en la ejecutiva del partido» y que «no estamos pensando en las perspectivas electorales sino en la unidad de nuestro país». «Si nos está afectando electoralmente ya habrá tiempo para recuperar esos números, si es que eso es verdad», ha defendido el secretario de Organización, que ha fiado sus resultados a la campaña electoral: «En Podemos hacemos muy buenas campañas», ha defendido.

 

Te puede interesar

Comentar ()