El abogado de Carles Puigdemont, Jaume Alonso Cuevillas, ha mostrado este viernes su rechazo a las medidas cautelares impuestas a los ex miembros del Govern encarcelados por ser “desproporcionadas”. A su juicio, no ha habido sedición, ni rebelión ni tampoco malversación de fondos como se les imputa a los investigados, a la vez que considera que se ha acelerado el procedimiento contra la causa independentista más de lo habitual. “La Justicia en España es muy lenta y aquí han puesto el turbo”, ha señalado.

En una entrevista en Espejo Público, ha reconocido que le ha explicado al ex presidente catalán los distintos escenarios judiciales posibles, niega que le haya asesorado para tomar cualquier decisión ni que haya sido él el artífice de la estrategia que ha seguido. Tampoco le ha recomendado volver a España y “si no lo he hecho antes no lo voy a hacer ahora”, ha apuntado. Él, asegura, se ha limitado a contestar las dudas de su cliente pero no se encarga del asesoramiento porque Puigdemont “es bastante consciente de la situación”.

Respecto a los ex consellers encarcelados, el abogado ha arremetido contra la actuación de la juez Lamela por aceptar “de forma acrítica los argumentos de la Fiscalía” cuando, a su juicio, no ha existido ninguno de los tres delitos que les imputan y la justificación del riesgo de fuga que incluye el auto, con claras referencias a Puigdemont, no es válida para Alonso Cuevillas. “Algunos han venido desde Bruselas a declarar sin haber recibido la notificación”, argumenta. Además, añade que “en Europa nadie está huido”.

Este viernes visitará a Oriol Junqueras y el resto de miembros del Govern que se encuentran en la cárcel de Estremera pero “únicamente por unamidad” ya que, tras la vistilla del jueves en la que se determinaron las medidas cautelares apenas tuvieron tiempo de hablar. “Voy para darles un abrazo porque no pudimos ni llevarles una muda y a transmitirles el apoyo del pueblo catalán”.