El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha rechazado este lunes que las autoridades españolas estén violando el Estado de Derecho por su actuación para responder al desafío soberanista en Cataluña y ha dejado claro que confía en la justicia, tanto en la española como la belga, que debe pronunciarse sobre la extradición o no a España del ex presidente catalán Carles Puigdemont y cuatro ex consejeros.

“No veo que el Estado de Derecho esté siendo violado por las autoridades españolas. Creo más bien que los que no respetan el orden constitucional español están violando la ley”, ha asegurado Juncker en declaraciones a la prensa tras participar en un acto para presentar un informe de la Comisión Europa sobre cómo acercar la Unión a los ciudadanos.

Los que no respetan el orden constitucional español están en violación de la ley’, ha dicho el presidente de la Comisión Europea

Al ser preguntado si confía en el sistema judicial español después de que el ex presidente catalán haya asegurado que no hay “garantías” de recibir un juicio “justo” en España, Juncker ha dejado claro que confía en las autoridades judiciales de ambos países de la Unión. “Confío en las autoridades judiciales, tanto en las españolas como en las belgas”, ha asegurado.

Juncker tampoco ha querido pronunciarse sobre si las autoridades judiciales belgas deben extraditar a España a Puigdemont y los cuatro ex consellers, tal y como ha solicitado la justicia española. “No soy responsable de los asuntos belgas”, ha esgrimido.

Respecto a las críticas al silencio de la UE en la crisis de Cataluña, incluido por parte de políticos nacionalistas flamencos, Juncker ha dejado claro que “Europa ha expresado sus convicciones, que se basan en el Tratado” y ha insistido en que la situación en Cataluña “no concierne a Europa, porque las soluciones emanan del orden constitucional y jurídico” de España.

“Lo que ocurre en Cataluña, región española que tiene toda mi simpatía, no concierne a Europa porque las soluciones emanan del orden constitucional y jurídico internos de España”, ha defendido. “No hemos respondido a todas las expectativas, pero la Unión es una unión que se fundamenta en el Estado de Derecho, que hay que respetar”, ha remachado.

El ministro de Exteriores belga llama al orden a los flamencos

El viceprimer ministro belga y responsable de la cartera de Exteriores, el liberal francófono Didier Reynders, ha llamado este lunes al orden al titular de Interior, el nacionalista flamenco Jan Jambon, por criticar el proceso judicial abierto contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su Govern, al tiempo que le ha pedido no “inmiscuirse” y “dejar hacer a la Justicia”.

Existe una exaltación en Bélgica en torno al caso que supera los límites de lo razonable: he visto a muchas personas inmiscuirse cuando no tienen nada que decir’

“Creo que hay que dejar hacer a la Justicia y dejar de pensar que vamos a tener una influencia real en lo que pasa en España”, ha indicado Reynders en declaraciones a la cadena RTL y recogidas por Europa Press, al ser preguntado por si teme que las últimas declaraciones de Jambon y otros miembros del partido nacionalista flamenco N-VA tensen las relaciones con España.

También ha advertido de que el interlocutor de Bélgica es España y que él personalmente mantienen contactos regulares y “directos” desde la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre. “Lo primero es conservar el diálogo”, ha apuntado, porque es con el Gobierno español con quién el Ejecutivo belga trabaja y colabora en muchos asuntos europeos.

“Existe una exaltación en Bélgica en torno al caso que supera los límites de lo razonable. He visto a muchas personas inmiscuirse en el dossier cuando no tienen nada que decir”, ha añadido, sobre las órdenes europeas de detención y extradición emitidas por la Audiencia Nacional contra Puigdemont y los cuatro ex consellers que el acompañan en Bruselas.