Elecciones Cataluña 21-D

PolíticaDESAFÍO INDEPENDENTISTA

Forcadell acata el 155 y dice que la DUI solo tuvo un “valor simbólico”

logo
Forcadell acata el 155 y dice que la DUI solo tuvo un “valor simbólico”
Carme Forcadell, a su llegada al Supremo.

Carme Forcadell, a su llegada al Supremo. EFE

Resumen:

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha interrogado a la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell durante dos horas y diez minutos. Forcadell ha terminado de declarar hacia las doce de la mañana del martes. La también ex presidenta de la ANC ha acatado el artículo 155 de la Constitución con el que el Gobierno intervino la Generalitat de Cataluña, según publican agencias, con el ánimo de esquivar la prisión incondicional. Así como una condena en el futuro que podría elevarse hasta 25 años (rebelión) o 15 (sedición) e incluso otros ocho años por malversación, de lo que también se la acusa.

Al parecer, Forcadell habría dicho que la Declaración Unilateral de Independencia del 27-O (por la cual se la encausa) tuvo un “valor simbólico”. El Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, declaró a comienzos de semana que él no podía anticipar la posición del ministerio público con relación a la declaración de Forcadell y los otros cinco “y menos antes de que preste la declaración correspondiente” y se desconozca “si hay fundamentos” para pedirlo. “Todo dependerá de lo que declare”. Toda una intención de ideas.

Ya la Audiencia Nacional decidió enviar a prisión a nueve ex consellers acusados de rebelión, ocho de los cuales siguen en la cárcel incondicionalmente. Lo mismo que los Jordis, Sànchez (Ómnium) y Cuixart. Forcadell llegó al tribunal para iniciar su declaración judicial, a las 9.05 horas.

Igualmente ha terminado de prestar declaración dos de los cinco miembros de la Mesa de la Cámara, Lluís María Corominas y Lluís Guinó, ambos presentes en el momento de la declaración unilateral de independencia de Cataluña, el pasado 27 de octubre. La siguiente en pasar por la Sala será Anna Simó, de ERC.

Delitos de desobediencia y prevaricación

A las 17 horas, el magistrado instructor Pablo Llarena ha reclamado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) las diligencias previas contra los seis miembros de la Mesa del Parlament por delitos de desobediencia y prevaricación. Esta petición, sobre la que el Supremo tiene competencia y sobre la que no cabe recurso alguno, se debe a una petición de la Fiscalía realizada el pasado 30 de octubre para unificar las causas.

Estos hechos responden a dos resoluciones soberanistas aprobadas en octubre del año pasado a las que la Mesa no se opuso. El Supremo así considera estos hechos inescindibles y se protege ante la hipótesis de sentencias contradictorias en un futuro.

La primera en declarar

Forcadell ha entrado la primera a declarar ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que la investiga a ella y a los cinco miembros de la Mesa que facilitaron con sus votos el proceso independentista por rebelión, sedición y malversación. Solo su declaración ha durado más que la de los nueve ex consellers (el que más tiempo pasó en la Audiencia declarando fue Santi Vila, el único que salió libre bajo fianza de 50.000 euros).

Según han informado fuentes del Supremo, poco antes de las diez de la mañana Forcadell ha pasado a disposición del juez asistida por su abogado, Andreu Van Den Eynde (que también representa a varios ex consellers). En su interrogatorio han estado presentes la ex fiscal general del Estado Consuelo Madrigal y el fiscal de sala Fidel Cadena. Forcadell ha respondido a todos, así como al resto de abogados.

‘Ultras’ en el Supremo

A su llegada, a primera hora de este jueves, se han oído gritos variados: primero de un grupo de anti independentistas, entre los cuales había una buena representación ultra, que han sido desalojados por la policía. Este grupo portaba banderas españolas y coreaba “Puigdemont a prisión” y “no nos engañan, Cataluña es España”. Después otro grupo pro independencia apoyaba a los investigados con ánimos y gritos de “no estáis solos” y un tercero -con una bandera republicana- expresaba el apoyo de Madrid al “pueblo catalán”. Además, se han congregado políticos como Francesc Homs, Gabriela Serra, Albano Dante o Xavier Domènech. Y afectados de Afinsa, que aprovechaban la presencia masiva de medios para pedir que se les devuelvan los ahorros.

Un fuerte despliegue policial, con varios furgones y decenas de agentes, así como numerosos periodistas han aguardado desde primera hora la llegada de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y otros cinco miembros de la Mesa a las puertas del Tribunal Supremo. Cámaras de televisión y fotógrafos ocupan ambas aceras de la calle en la que se encuentra la sede del alto tribunal, acordonada con vallas en una mañana fría y con poco tránsito en los alrededores, ya que hoy es festivo en Madrid, que celebra el día de su patrona, la virgen de la Almudena.

Un grupo de diputados y senadores de ERC han sido los primeros en llegar a la zona para apoyar a los miembros de la Mesa del Parlament, a quienes el juez del Supremo Pablo Llarena concedió el pasado día 2 una semana más para preparar sus defensas frente a las acusaciones de delitos de rebelión, sedición, malversación y otros conexos de los que la Fiscalía les considera responsables

Fachada del Tribunal Supremo.

Fachada del Tribunal Supremo.

El pasado día 2, Llarena concedió a Forcadell, Lluís Maria Corominas, Lluís Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet y Joan Josep Nuet una semana para preparar su defensa y les impuso vigilancia policial como medida cautelar, en contraste con la decisión de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Todos ellos comparecerán a partir de las 9.30 horas de hoy como investigados por los presuntos delitos de rebelión, sedición, malversación y otros conexos de los que la Fiscalía les considera responsables.

Distintos criterios

Dentro del Ministerio Público del alto tribunal hay criterios distintos, si bien lo más probable es que la petición de medidas cautelares no se aleje demasiado de la prisión preventiva que la Fiscalía solicitó en la Audiencia Nacional para los exmiembros del Govern. También se comenta la posible unificación de las causas que instruyen Audiencia y Supremo en una sola, que pasaría seguramente a manos del segundo.

Al menos para algunos de los investigados, pues al secretario tercero de la Mesa, Joan Josep Nuet (CSQP), se le acusa en la querella del fiscal de votar a favor de la tramitación de la declaración cuando en realidad él alega que lo hizo en contra.

Pero además de las medidas cautelares, el juez podrá valorar la importancia de la segunda cuestión que debe dilucidarse en este proceso, aunque esa no tiene por qué resolverse de manera inmediata.

Es decir, la posibilidad de que el Tribunal Supremo reclame para sí parte o todo este caso, lo que además de las acusaciones por desobediencia al Constitucional y delitos conexos presentadas contra Forcadell y otros miembros de la Mesa ante el TSJC podría incluso afectar a la causa abierta en la Audiencia Nacional que ha llevado a prisión a políticos catalanes en vísperas de la campaña electoral para el 21D en Cataluña.