Política

Ciudadanos da por hecho que ampliará su representación en el Parlament tras el 21-D

Vista general de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de Ciudadanos.

Vista general de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de Ciudadanos. EFE

Ciudadanos ha aprobado este lunes sus listas de cara a las elecciones autonómicas del 21 de diciembre en las que los cabezas de lista por las distintas provincias permanecerán intactas. La líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, que ya fue elegida en primarias el pasado mayo como candidata a la Presidencia de la Generalitat, encabezará la lista en la circunscripción de Barcelona, Matías Alonso por Tarragona, Jorge Soler por Lleida y Jean Castel por Girona. A falta de conocer el número concreto de candidatos, el secretario general del partido, José Manuel Villegas, ha adelantado que las listas han engorado dado que “vamos a ampliar nuestra representación tras el 21 de diciembre”.

Los de Rivera confían en el crecimiento que les dan las encuestas. Unos datos que la formación valora a nivel general «más allá del número exacto que da cada una», según Villegas. Y es precisamente acorde a ese crecimiento que muestran los sondeos por lo que Ciudadanos ha decidido hacer nuevas incorporaciones ante la previsión de superar los 25 diputados actuales que tiene en el Parlament.

El objetivo, según ha afirmado, es ofrecer una alternativa a los catalanes que permita salir de «la situación de locura y desgobierno» a la que, a su juicio, han llevado el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su exvicepresidente, Oriol Junqueras.

Una de las incorporaciones más destacadas es la del periodista y politólogo Nacho Martín Blanco, el único independiente de las listas que ocupará el número 6 por Barcelona. Por Tarragona, Lorena Roldán, una de las caras más visibles de la formación en las tertulias, que ocupaba el número cuatro, cobrará protagonismo tanto en la campaña como en las listas, donde irá de número dos.

Nacho Martín Blanco es uno de los colaboradores habituales de los medios catalanes. Hace apenas un mes se despidió, al igual que Joan López Alegre, de TV3 y Catalunya Radio porque su presencia, aseguraba, era contraproducente: «Solo sirve como coartada para demostrar su supuesta pluralidad y apuntalar la tesis dominante», escribían en un artículo publicado en El País.  Ese rechazo público hacia el independentismo es lo que ha valorado la formación naranja para incorporarlo en sus listas.

Comentar ()